La debacle en Anfield ante el Liverpool del Barça que supuso la eliminación de la Champions League dejó a muchos señalados en el equipo azulgrana, pero, en el partido de Liga contra el Getafe, el foco de las críticas fue Philippe Coutinho, recibido con pitos por la afición congregada en el Camp Nou.

La floja entrada que presentó el coliseo barcelonista indultó en su conjunto a los pupilos de Ernesto Valverde, pero el brasileño sí recibió el duro veredicto de la parroquia azulgrana cada vez que tocó el balón en los primeros minutos. Su rendimiento ya estaba en entredicho en los últimos meses, pero su flojo desempeño en territorio red acabó por agotar la paciencia culé.






La floja entrada que presentó el coliseo barcelonista indultó en su conjunto a los pupilos de Valverde, pero el brasileño sí recibió el duro veredicto culé

Pese a ello, con el paso de los minutos en el encuentro contra los azulones, la afición, una vez expresado su enfado, fue tornando los silbidos en aplausos. Queda claro, sin embargo, que el futuro del carioca, pese a las muestras públicas de apoyo de la directiva, queda en entredicho después de un año y medio en el club.




Fuente: LA Vanguardia

A %d blogueros les gusta esto: