La Academia de Cine que entrega los premios Oscar anunció este lunes una nueva hornada de profesionales a los que ha invitado a formar parte del club. Los nuevos miembros son 842 profesionales del cine de 59 países. La Academia destaca que el 50% de los nuevos miembros serán mujeres y el 29% personas no blancas. El anuncio se enmarca en una agresiva estrategia por parte de la institución para logar antes de 2020 una mayor diversidad entre los profesionales que votan los Oscar, que comenzó tras las críticas por la falta de representación de afroamericanos y mujeres en los premios.

Entre los nuevos miembros habrá 54 profesionales iberoamericanos, entre ellos 16 mexicanos, 14 españoles y 10 brasileños. Algunos de los nombres más conocidos de la lista son los actores Juan Diego Botto, Irene Escolar, Bruno Bichir, Héctor Bonilla o Marina de Tavira. Entrarán en la Academia a la vez que nombres como Lady Gaga, Jean-Louis Trintingant, Tom Holland, Claire Foy y Toni Servillo, también invitados en esta hornada. De los más de 800 invitados, solo 82 de ellos han estado nominados al Oscar alguna vez y solo 21 lo han ganado.

Se puede buscar el origen de esta estrategia en enero de 2016, cuando se anunciaron las nominaciones de los Oscar de aquel año y la Academia se vio contra las cuerdas ante la opinión pública. Los 20 nominados en las categorías de actores eran blancos, en un año en el que las películas contaban con elencos muy diversos. La presidenta de la Academia entonces, Cheryl Boone Isaacs, prometió que iba a conseguir duplicar el número de mujeres y minorías entre sus miembros antes de 2020 y reforzar el perfil global de la institución. Las nominaciones y los premios se debían a que la Academia estaba compuesta en su gran mayoría por hombres mayores blancos y estadounidenses.

En junio de 2017, la institución invitó a 774 nuevos miembros entre los que había más de 20 latinos. El año pasado batió su récord en una sola hornada de invitaciones con 928 nuevos miembros, de los cuales el 49% eran mujeres y el 38% no blancos. Más de 40 intérpretes iberoamericanos entraron en la Academia ese año, como Ricardo Darín, Carmen Maura, Eugenio Derbez o Emma Suárez.

Con las invitaciones de este año, el número del miembro de la Academia que no serán hombres blancos avanza considerablemente, aunque aún no cumple la promesa de duplicarse. En 2015, un 25% de los académicos eran mujeres, ahora serán el 32%. Sí se ha cumplido en cuanto a miembros no blancos. Este año se llegará a un 16% de votantes no blancos en los Oscar, frente al 8% de 2015, según un comunicado de la Academia, que rara vez ha revelado públicamente su composición racial.

Los premios Oscar de este año dejaron el cartel de premiados más diverso de los 91 años de historia de los premios. Siete afroamericanos recogieron premios. Mahershala Ali fue el primer actor negro en recoger un segundo Oscar al mejor actor secundario. Spike Lee ganó el primer Oscar de su carrera. Dos mujeres negras fueron las primeras premiadas en sus categorías, vestuario y diseño de producción. Un hombre negro ganó por primera vez el Oscar a la mejor película de animación. La edición del año pasado también batió el récord de mujeres premiadas, con un total de 15. La diversidad fue interpretada como el primer signo de que el veloz cambio impuesto en la Academia para cambiar su composición empezaba a dar sus frutos.




Fuente: El Pais

A %d blogueros les gusta esto: