Koke Resurrección, capitán del Atlético de Madrid, admitió este viernes la complejidad de su rival en los cuartos de final de la Liga de Campeones, el Leipzig, un conjunto que «le gusta tener el balón y que ataca mucho», e insistió en la importancia de una buena preparación para el torneo, en el que su equipo quiere «estar al nivel» para ganarlo.

«Cualquier equipo que te puede tocar ya a estas alturas va a ser difícil. Es un partido complicado. Tenemos que adaptarnos a la nueva situación del torneo, que es a partido único, pero con mucha ilusión y muchas ganas de que llegue ese partido, porque todos tenemos esperanzas de poder competir, de estar al nivel que todos queremos para, ojalá, tengamos esa fortuna de ganar este torneo», valoró a los medios oficiales del club.




Fuente: Agencia Efe

A %d blogueros les gusta esto: