El costarricense Keylor Navas volvía al Santiago Bernabéu tras cinco temporadas defendiendo la portería del Real Madrid, siendo el guardameta de las tres Ligas de Campeones ganadas de forma consecutiva, y firmó una gran actuación con hasta 13 paradas. Tras acabar el partido recibió el cariño del que fue su público con una gran ovación.

El tico, de 32 años, se marchó este verano a un día del cierre del mercado de traspasos rumbo al París Saint Germain en busca de minutos de los que no iba a disponer en el conjunto blanco tras la apuesta por el belga Thibaut Courtois, que ya le relegó al banquillo durante gran parte de la pasada campaña.




Fuente: Agencia Efe

A %d blogueros les gusta esto: