Terna presidencial para arrancar la campaña electoral. JxCat ha alineado al presidente de la Generalitat, Quim Torra, y sus dos antecesores, Carles Puigdemont y Artur Mas, en el pistoletazo de salida del sprint final hacia las elecciones generales del 28-A. Un trío de presidentes para salir con buen pie y recuperar el espacio perdido que le dictan las encuestas. Y es que todos los barómetros sitúan a la candidatura posconvergente por debajo de los ocho escaños retenidos en las dos elecciones de 2015 y 2016, el que, de hecho, es su suelo histórico. Hoy las proyecciones les hacen retrocedes hasta los 4-7 escaños, números que, sin embargo, JxCat desoye.





Contra ello, los neoconvergentes se han presentado en su acto de inicio de campaña en la fábrica Fabra i Coats, del barcelonés barrio de Sant Andreu, como el voto útil. “Un voto que vale el triple”, ha defendido Artur Mas. “Para frenar el tripartito de la ultraderecha; para parar la igualmente peligrosa coalición entre PSOE y Cs; y para, a diferencia de otros partidos catalanes y soberanistas, para la unidad del soberanismo”, ha enumerado. “Ésta es la formación que ha luchado desde el primer momento para que haya unidad de acción en el soberanismo”, ha seguido el expresidente de la Generalitat, en clara alusión a ERC.


JxCat

Puigdemont reivindica “la utilidad de la unidad” como “elemento victorioso de país”

También su sucesor en el timón de Palau, Carles Puigdemont, ha reivindicado “la utilidad de la unidad” como “elemento victorioso de país”. “Así fue el 1-O o el 21-D”, ha agregado a través de videoconferencia desde Bélgica, en una fórmula que Puigdemont ha defendido para seguir el hilo del proceso participativo del 9-N de 2014, las autonómicas “plebiscitarias” de 2015, el octubre de 2017 y las elecciones del 21-D. “No somos un espacio político que viene a ganar un capital para un determinado partido, sino que trabajamos para el país, para continuar juntos el camino que emprendimos”, ha terminado Puigdemont.





Mientras Mas y Puigdemont han enfocado su discurso a la unidad, Quim Torra y Laura Borràs han optado por marcar los pasos a dar en Madrid. Un camino en el que desconfían de un PSOE al que le han recordado en varias ocasiones su apoyo a la aplicación del artículo 155 de la Constitución en Catalunya tras la declaración de independencia en el Parlament. “El Gobierno Rajoy tenía presos y exiliados con las cloacas del Estado en todo su esplendor, pero un año después con Sánchez estamos igual”, ha lamentado el presidente de la Generalitat, tras acordarse del reciente procesamiento de 30 cargos del Govern por el 1-O en el juzgado 13 de Barcelona y la petición de la Fiscalía de investigar una decena de votantes del referéndum prohibido por el Tribunal Constitucional.


Carta desde prisión

Nos dejaremos la piel para llegar a acuerdos en Madrid, trabajando para evitar un gobierno de derecha y extrema derecha, y otro entre PSOE y Cs”



“Vamos a Madrid a hacer escuchar nuestra voz independentista, que debe ser fuerte porque es la que no quiere escuchar”, ha añadido, por su parte, la número dos por Barcelona para el 28-A, Laura Borràs, quien también ha leído un escrito del cabeza de lista, Jordi Sànchez, en prisión provisional, en el que delimita los márgenes de negociación de los neoconvergentes: “No pedimos perdón por el 1-O y nos dejaremos la piel para llegar a acuerdos en Madrid, trabajando para evitar un gobierno de derecha y extrema derecha y otro entre PSOE y Cs”. “Pero no pagaremos por avanzado a nadie”, ha zanjado, en una carta desde Soto del Real.





La número dos por Barcelona en las elecciones municipales de mayo, Elsa Artadi, había enfatizado minutos antes el legado de Torra, Puigdemont y Mas: “JxCat es el partido de los presidentes”, ha proclamado. Le ha seguido la número tres por Barcelona en las generales y vicepresidenta del PDECat, Míriam Nogueras, quien mirando al Congreso ha advertido que no harán concesiones gratis: “Decimos basta a seguir pagando por avanzado a un Estado embustero y autoritario”. Mensaje diáfano a dos semanas del paso por las urnas. JxCat apuesta fuerte por darle la vuelta a las encuestas y ser decisivo ante el escenario de una negociación en Madrid,








Fuente: LA Vanguardia

A %d blogueros les gusta esto: