Las campañas de las dos candidaturas independentistas con representación parlamentaria en el Congreso caminan en paralelo hacia facilitar una investidura a Pedro Sánchez. Este jueves el cabeza de lista de JxCat apostaba por no imponer un referéndum antes de la investidura y fijar la contraprestación a su apoyo en admitir que la autodeterminación como opción en la mesa de diálogo. Línea parecida a la que ha reseguido este viernes el presidente de ERC, Oriol Junqueras
, también situando el diálogo para el referéndum en una etapa posterior a la investidura.

“Es evidente en ningún caso facilitaremos, ni por acción ni por omisión, un gobierno de derechas”, ha sostenido el cabeza de lista de los republicanos al Congreso, una afirmación que comparten en JxCat, pero que rebaten para que no se convierta en unos grilletes. Es por ello que el número dos por Tarragona al 28-A, Ferran Bel, ha llamado a “no basar exclusivamente la campaña” en esta cuestión.





“Hay que hacer lo posible y lo imposible para evitar un gobierno de extrema derecha, ya que no se lo puede permitir ni el Estado ni Catalunya”, ha coincidido el ya diputado en el Congreso por el PDECat. “Pero desde mi punto de vista también me preocupa un acuerdo del PSOE con Cs, que para Catalunya sería igualmente complicado”, ha agregado Bel.


Nos preocupa no tanto que gane JxCat , sino que gane el país y se materialice el mandato del 1-O y del 21-D”



Además, Ferran Bel cree que el planteamiento de ERC pasa por “priorizar la opción de partido para que sea hegemónico” en Catalunya, mientras que “la prioridad de JxCat es Catalunya”. “Nos preocupa no tanto que gane JxCat , sino que gane el país y se materialice el mandato del 1-O y del 21-D”.

En este sentido, la candidatura posconvergente ha rechazado ”discrepancias” en los planteamientos de Jordi Sànchez y el resto de candidatos a la hora de fijar líneas rojas o entregar cheques para la investidura. De hecho, ha querido concretar que “es difícil materializar el derecho de autodeterminación antes de junio o julio”, cuando calcula que pueda llegar una investidura, por lo que la apuesta de JxCat es que del referéndum se pueda hablar después.


Nosotros estaremos en la mesa del diálogo aunque sea tan pequeña como la que pusieron a Jordi Sànchez en prisión”








Y es que pese a las tajantes negativas que envía Pedro Sánchez en su campaña –ayer mismo desde Badalona volvió a insistir que “nunca se va a celebrar un referéndum” de independencia en Catalunya–, Bel está convencido de que el jefe de filas del PSOE “no bloqueará su propia investidura”. Ha recordado, en este sentido, que durante el debate de la moción de censura que catapultó al secretario general del PSOE a la Moncloa admitió que la crisis territorial catalana “debía resolverse con diálogo y sin condiciones previas”. “El ‘nunca es nunca’ no apareció”, ha criticado Bel.

“Nosotros estaremos en la mesa del diálogo aunque sea tan pequeña como la que pusieron a Jordi Sànchez en prisión”, ha zanjado, por su parte, el conseller de Territori, Damià Calvet, en la misma rueda de prensa desde una playa de Creixell (Tarragona).








Fuente: LA Vanguardia

A %d blogueros les gusta esto: