Oriol Junqueras —en prisión preventiva desde hace 683 días por un presunto delito de rebelión— y Marta Rovira —huida de la justicia española en Suiza— revalidaron ayer como presidente y secretaria general de Esquerra Republicana de Catalunya, respectivamente. Ambos encabezaban la única lista que concurrió a las elecciones internas para elegir nueva ejecutiva y que recibió el 90% de los votos, con una participación de 57% de los militantes con derecho a voto (9087). Con todo, la renovación del órgano entroniza al vicepresident Pere Aragonès y a la portavoz republicana Marta Vilalta como los nuevos líderes de la formación.

El partido celebrará antes del invierno un congreso programático que deberá rubricar el giro más pragmático de la formación, pasando de la presión por la vía unilateral a trabajar por ensanchar la base independentista. Un camino en el que cuentan con poca oposición interna si bien algunas voces piden no aparcar del todo una ruptura dura.

Este será el último periodo que Junqueras y Rovira tendrán en estos cargos, de acuerdo con el reglamento del partido. Si bien los dos reelegidos seguirán teniendo peso en las decisiones de la formación (como lo han hecho en los últimos tiempos) el día a día recaerá sobre Aragonès y Vilalta, que salen más fortalecidos. Para el también consejero de Economía se ha creado un puesto especial (coordinador nacional) y la actual portavoz será también adjunta a la secretaría general.

La nueva ejecutiva cuenta con 21 miembros (diez hombres y once mujeres), de los cuales dos tercios repiten. Los republicanos hacen así una exhibición de orden frente al espacio neoconvergente, perdido en su reorganización entre los más cercanos a los postulados del expresidente Carles Puigdemont o de la visión más pactista de una parte del PDeCAT. O incluso de las nuevas candidaturas que quieren llenar el espacio catalanista sin descartar la apuesta por la independencia.

La dirección de Junqueras ha llevado a ERC a sus cotas más altas de poder. Los republicanos ganaron las pasadas elecciones generales en Cataluña y fueron la formación más votada en las municipales. Desde 2012 sus militantes han aumentado un 40% y sus “amigos” (que hacen solo un aporte anual) se han doblado.




Fuente: El Pais

A %d blogueros les gusta esto: