El presidente de la Comisión Europea (CE), Jean-Claude Juncker, se mostró este jueves dispuesto a revisar y modificar la Declaración Política sobre la futura relación de la Unión Europea con el Reino Unido, que acompaña el Acuerdo de Retirada, el cual, sin embargo, sigue rechazando renegociar, en una reunión con la premier británica, Theresa May.

“El presidente Juncker (…) expresó su disposición para revisar la redacción de la declaración política acordada por la UE a veintisiete y el Reino Unido para ser más ambiciosos en términos de contenido y velocidad en lo relativo a la futura relación entre la Unión Europea y el Reino Unido”, reza un comunicado conjunto de May y Juncker.






Ambos acordaron enviar a sus respectivos equipos a la mesa de negociación y volverse a citar a finales de mes

Ambos acordaron enviar a sus respectivos equipos a la mesa de negociación para discutir “si se puede encontrar un camino que gane el mayor apoyo posible en el Parlamento británico” en torno al principal escollo de acuerdo: el mecanismo de salvaguarda en la frontera de Irlanda del Norte. Será la primera vez que los dos equipos se reúnen desde que se llegó a un acuerdo en noviembre y tras la conversación “sólida y constructiva” que han mantenido durante el encuentro de unos 90 minutos de duración.


¿Crees que al final habrá Brexit?



  • Sí, de una forma u otra















    <!– 0% (0) –>




  • No, habrá otro referéndum















    <!– 0% (0) –>



La encuesta está cerrada



Total votos: 0

Está previsto que May y Juncker se vuelvan a citar a finales de este mes. El tiempo corre en su contra.

Theresa May viajó a Bruselas para rogar a los líderes de la Unión Europea que cambien el acuerdo del Brexit que negoció a finales del año pasado, para poder lograr su ratificación en el Parlamento nacional, después de que los dirigentes europeos ofrecieran pocas esperanzas sobre su disposición a hacerlo.





Apretón de manos entre Theresa May y Jean-Claude Juncker
(Aris Oikonomou / AFP)

El apretón de manos para las cámaras con el presidente de la Comisión Europea apenas ocultaba la tensión en el ambiente, cuando faltan solo 50 días para la fecha oficial de la salida británica de la UE, sin que se hayan acordado medidas para mantener abiertos los flujos comerciales.

Ninguno de los dos mandatarios hizo declaraciones en el momento de la foto y un periodista les gritó mientras se retiraban: “¿Es esto el infierno, primera ministra?”. El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, dijo el miércoles que los promotores del Brexit merecían “un lugar especial en el infierno” por no contar con ningún plan para el proceso, una muestra contundente de la frustración en Bruselas que desató la ira de muchos en Reino Unido.

Manifestantes con los ojos vendados sostienen una pancarta en la que se lee 'No a un Brexit a ciegas, este jueves ante la sede de la Comisión Europea en Bruselas
Manifestantes con los ojos vendados sostienen una pancarta en la que se lee ‘No a un Brexit a ciegas, este jueves ante la sede de la Comisión Europea en Bruselas
(Olivier Hoslet / EFE)






El Parlamento británico, que infligió al pacto de May con Bruselas la mayor derrota en la historia británica moderna, votó a favor de renegociar el acuerdo y de modificar un mecanismo que en opinión de algunos podría implicar que Irlanda del Norte —territorio británico— esté bajo las normas de la UE por tiempo indefinido.

Los líderes de la UE han dicho en repetidas ocasiones que sería imposible reemplazar este mecanismo, conocida como “salvaguarda”, porque es necesario para evitar que se restablezca la frontera física —objeto de violencia sectaria antes de los acuerdos de paz de 1998— entre la República de Irlanda, país miembro de la UE, e Irlanda del Norte, territorio británico.


Los líderes de la UE han dicho en repetidas ocasiones que sería imposible reemplazar el mecanismo de salvaguarda









Fuente: LA Vanguardia

A %d blogueros les gusta esto: