¿Cuánto queda? ¿Queda mucho? ¿Ya llegamos?

Seguramente estas preguntas las tienes asociadas a los viajes largos (y no tan largos) en coche. Aunque viajar sea necesario para llegar a nuestro lugar de vacaciones, a los niños les agobia pasar horas sentados en el coche. Se aburren. ¿No te pasaba lo mismo a ti en tu infancia?

En la actualidad tenemos muchos recursos para entretener a los niños, casi todas las familias recurren a las películas o a los juegos en la tableta. Sin embargo, aún con todas esas distracciones los niños se cansan. Una estrategia que nunca falla es jugar con ellos. Les encanta compartir tiempo con nosotros.

Se pueden aprovechar los trayectos en coche para proponer juegos a los más pequeños que sean entretenidos y que además les ayuden a desarrollar el cálculo mental (y el tuyo). Te aseguro que os vais a divertir mientras ejercitáis vuestra mente. Sin duda, es una manera fácil y rápida de repasar matemáticas.

No necesitarán nada más que mirar por la ventanilla del coche. ¿Qué números ven? Exacto. Los dígitos que aparecen en las matrículas de los coches.

1. Sumar 20

Este juego es adecuado para niños y niñas de 6 a 8 años. Recomendable cuando los coches no circulan muy rápido como en las carreteras secundarias.

El objetivo es encontrar una matrícula de un coche cuyos dígitos sumados den 20. Por ejemplo, si una matrícula es 1892, al sumar sus dígitos 1+8+9+2 obtenemos 20.

No se trata de un juego competitivo pero estoy convencida de que los niños jugarán a ver quién encuentra más veintes. Podéis establecer que el primero que encuentra tres 20 gana.

2. Sumar 10

Si los niños son pequeños o no tienen suficiente agilidad para realizar cálculos con sumas hasta el 20 puedes cambiar las reglas del juego.

En esta versión el objetivo es encontrar en una matrícula dos números que sumen 10. Siguiendo con el anterior ejemplo, en la matrícula 1892, tenemos que los dígitos 1 y 9 o 2 y 8 suman 10. Cualquiera de las dos opciones sería válida.

3. Jugar a MADS con las matrículas de los coches

Aunque de por sí es divertido el juego de sumar 20, es posible que si tienes hijos mayores lo encuentren demasiado fácil y quieran un reto más complicado. No hay problema. Te propongo el juego MADS (Multiplicación, Adición, División y Sustracción) que permite utilizar las cuatro operaciones aritméticas básicas. En este caso, necesitaréis papel y lápiz.

El objetivo es conseguir 60 o ser la persona que más se aproxime, por defecto o por exceso, a ese número. Te sugiero que utilices 60 porque al tener varios divisores da bastante juego con la multiplicación pero puedes elegir otro e incluso ir variándolo en cada ronda.

Si continuamos jugando con la matrícula 1892, los niños (y nosotros) podríamos hacer 8-1=7 y 7×9=63 y finalmente 63-2=61. No he conseguido el 60, pero me he quedado muy cerca.

Es solo un ejemplo ya que podrían haber otras combinaciones igual de válidas. En este juego es muy interesante el diálogo que se produce después comparando las estrategias que cada uno ha utilizado para acercarse al número-objetivo.

Dominar el cálculo mental es una pieza clave para aprender matemáticas con facilidad. Cuando los niños tienen soltura con las operaciones son capaces de hacer estimaciones rápidamente lo que les ayuda tanto en la resolución de problemas como en la vida diaria. Por tanto, cuanto más rápido y más amplio es el cálculo mental, mejor para avanzar con confianza en las matemáticas.

Puedes seguir De mamas & de papas en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.




Fuente: El Pais

A %d blogueros les gusta esto: