Moda

Jordi Cruz se defiende: “Se confunde el trabajo precario con la formación” | Estilo

“Se está confundiendo el trabajo precario con la formación y la educación”; “el privilegio no se refería a trabajar gratis, sino al privilegio de que alguien se pueda formar junto a primeros profesionales de la cocina”. Así se defiende el chef Jordi Cruz (Barcelona, 1978) del tsunami de críticas que ha recibido después de que hayan incendiado las redes sociales sus declaraciones en un artículo de El Confidencial, que hablaba sobre la situación de los becarios en las cocinas de los restaurantes con estrellas Michelin,

“Estás aprendiendo de los mejores en un ambiente real, no te está costando un duro y te dan alojamiento y comida. Es un privilegio. Imagínate cuánto dinero te costaría eso en un máster en otro sector”, decía, entre otras cosas, en el artículo el chef del restaurante barcelonés AbAC (dos estrellas Michelin). Unas declaraciones que le han convertido en trending topic dos días seguidos y que han criticado incluso algunos políticos y miembros de sindicatos. “No creo que mis palabras se hayan malinterpretado, algunos ni las han leído. En mi casa hay 14 cocineros y seis estudiantes con convenio de prácticas regulado a quienes tenemos vocación de enseñarles”, asegura Cruz por teléfono.

“Alucino cuando a un cocinero, y yo solo soy uno más, los políticos le empiezan a acosar y a decirle que tiene esclavos. Sorprende. Es acoso y derribo”, apunta en referencia a las palabras, por ejemplo, de Pablo Echenique, en Twitter: “Vivimos una época en la que millonarios te dicen que des las gracias por trabajar sin cobrar. Por eso, 1 de mayo”, escribía ayer en su perfil de la red social el número dos de Podemos. Para el chef, el problema de la polémica no solo reside en que se hayan tergiversado sus palabras y que hoy Twitter arda cada dos por tres con lo que dicen personajes mediáticos. Para Cruz no fue adecuada la fecha de publicación, coincidiendo con el Día del Trabajo, de un reportaje que iba a hablar sobre la condición de los becarios en los restaurantes.

“En hostelería no existe el becario. Existe el profesional y el estudiante con un convenio regulado. La escuela te marca unos parámetros legales y ellos vienen por voluntad propia y si nos les gusta el primer día se pueden ir”, explica. Además, asegura que en muchas ocasiones se ha visto obligado a decir que no a aquellos que se acercan a su restaurante para formarse y no están inscritos con ninguna institución educativa con la que poder firmar un convenio. En su establecimiento tienen claro que los seis stagiers de sus cocinas son estudiantes, afirma que es totalmente falso que trabajen más de ocho horas al día y reciben alojamiento —cerca del restaurante en el barrio barcelonés de Sant Gervasi— y comida a cambio de su trabajo. Jordi Cruz también asegura que para sacar adelante el servicio de su restaurante los seis aprendices “no son necesarios”.

Tanto él como su equipo están alucinados con la polémica generada. Jordi Cruz afirma tener sentido del humor, como algunas veces dejar entrever en el programa MasterChef en el que ejerce de jurado, y se ha reído con algunos de los memes que ha visto en las redes sociales, pero “los insultos y las burradas” que está leyendo le parecen demasiado. “Tenemos profesionales muy bien contratados y estudiantes a los que mimamos y enseñamos con todo el cariño… harto de escuchar burradas!!!”, escribía hoy por la mañana en su perfil de Twitter, en el que tiene 230.000 seguidores, junto a una foto en la que aparece con parte de su equipo de AbAC.

“El debate inicial del artículo en el que di mi opinión y hablé sobre lo que sucede en mi casa era si la formación se hace bien y el trato es el adecuado. Y no encontrarás a nadie que haya pasado por mi casa y no esté totalmente feliz con lo que ha aprendido”, finaliza. Eso sí, si esta polémica “sirve para mejorar las condiciones de las personas que se quieren formar en el ámbito laboral, genial”, sentencia.




Fuente: El país

Comentar

Click here to post a comment