El golfista español Jon Rahm, número dos del mundo, no ha podido completar otra gran remontada en el Tour Championship, la final de los playoffs de la FedEx y se ha tenido que conformar con el cuarto puesto final en el torneo celebrado en Atlanta desde el pasado viernes hasta este mismo lunes.

Así se ha cerrado la temporada en el circuito de la PGA, donde Rahm ha vuelto a brillar, pero en el que la última victoria ha ido a parar al número uno del mundo, el estadounidense Dustin Johnson, protagonista de esta final de temporada, ya que la semana pasada, en el gran triunfo de Rahm en el BMW Championship, también acabó en segunda posición.

Lo intentó hasta el final el de Barrika, que termina el torneo con diecisiete golpes bajo el par del campo, pero esta vez los birdies no llegaron con la asiduidad de otras veces y el recorrido se le fue terminando sin que su reacción fuera suficiente. Recortó diferencias con Johnson pero no llegó a tiempo. Una remontada que tampoco pudieron conseguir el segundo y el tercer clasificado que esta vez fueron Justin Thomas y Xander Schaufelee.

Aún así, Rahm sale de aquí dejando una magnífica sensación, con otro buen torneo tras de sí y volviendo a demostrar que es uno de los mejores golfistas del mundo, algo que se puede comprobar viendo que es número dos del mundo o sus últimos resultados en los torneos que ha disputado. Eso sí, le sigue faltando poner la guinda en un ‘major‘, algo que terminará llegando más temprano que tarde, seguro.

Quedan dos grandes este año

Sale Rahm fortalecido de Atlanta y seguro que con ganas de afrontar los nuevos retos que tiene por delante, el primero de ellos será el US Open, que llega en apenas quince días después de la reubicación total del calendario, que ha situado a este ‘major’ como el segundo del año después de la cancelación definitiva del Open Británico y de que el Masters de Augusta se dispute en el próximo mes de noviembre.

Practicodeporte@efe.com




Fuente: Agencia Efe

A %d blogueros les gusta esto: