Final de impacto en la Vuelta al País Vasco, con el líder Emanuel Buchmann descolgado en el alto de Azurki y obligado a pelear contra todos los elementos en los últimos 65 kilómetros de la última etapa. Adam Yates se impuso en Eibar, tras formar parte de la fuga del día acompañado de Dan Martin y Tadej Pogacar (Emirates) y de Jakob Fuglsang y Jon Izagirre (Astaná). Este último, que era el segundo de la general a 54 segundos, se proclamó vencedor final de la carrera y es el primer vasco que gana en casa desde Iban Mayo en 2003.





El desenlace de la Vuelta al País Vasco 2019 se jugó en la subida a Azurki, pero Buchmann nunca se dio por vencido. Intentó perseguir a los atacantes pero se quedó sin equipo, luego se frenó para esperar ayuda y mantuvo una persecución trepidante que obligó a los cinco escapados a colaborar de firme.

Ya en el callejeo por Eibar, Buchmann vio opciones de salvar al menos el podio y pegó un último arreón de coraje que estuvo a punto de darle la tercera plaza final. Pero entonces le castigó la mala suerte: en la última curva, a unos 300 metros del final, su grupo se equivocó y siguió recto en lugar de girar a la izquierda. Allí perdió el podio Buchmann, porque cedió un tiempo precioso al tener que frenar, girar atrás y recuperar la ruta correcta: acabó cuarto por muy pocos segundos.

La victoria final de Izagirre añade otra muesca en el palmarés del Astaná. Aunque la capital de Kazajistán ha sido rebautizada como Nursultán –en honor del primer presidente del país, Nursultán Nazarbáyev– el equipo ciclista mantiene su denominación clásica y en este 2019 está acumulando una victoria tras otra, especialmente en las pruebas por etapas. Con el de ayer son ya 22 triunfos y de estos, 9 corresponden a generales de carreras por etapas porque el equipo kazajo, antes de ganar la Itzulia, se ha impuesto en Valencia, Murcia, Provence, Colombia 2.1, Omán, Andalucía, Rwanda y la Volta a Catalunya.





poses
poses









Fuente: LA Vanguardia

A %d blogueros les gusta esto: