El entrenador del Sevilla, Joaquín Caparrós, sorprendió a los periodistas presentes en la rueda de prensa posterior al partido de su equipo en Valladolid cuando anunció que padece “leucemia crónica”. Pese a este duro revés, el de Utrera ha asegurado que no dejará de entrenar.

“Sabéis que me hierve la sangre roja pero la blanca se ha picado y me ha querido equilibrar. Tengo una leucemia crónica que no me impide ejercer mi profesión. Estoy haciendo mi vida normal y tengo que dar las gracias a todos los jugadores”, ha declarado Caparrós ante los medios tras la victoria 0-2 de los hispalenses.






Tengo una leucemia crónica que no me impide ejercer mi profesión”


“No tengo ningún tipo de tratamiento y quiero disfrutar de la oportunidad que me está dando el Sevilla de volver a entrenar a mi equipo. No voy a volver a hablar del tema pero quiero que todo el mundo se quede tranquilo”, ha sentenciado. Resaltó que se le nota “en la cara” que está “feliz” y que quiere “transmitir” a todos los que le quieren que va a “dar mucha guerra”.

Caparrós tomó las riendas del equipo de su vida el pasado 15 de marzo, cuando bajó de los despachos para sentarse de nuevo al banquillo sevillista en sustitución de Pablo Machín.




Fuente: LA Vanguardia

A %d blogueros les gusta esto: