Entrar en
Supervivientes 2019
no es algo grato. Y no lo decimos por el salto en helicóptero y tener que nadar hasta la orilla de playa, sino porque antes de todo esto hay que dejar atrás muchas cosas materiales. E Isabel Pantoja no ha podido contener las lágrimas cuando tenía que hacerse la maleta a pocas horas de entrar en el concurso.

De hecho, ha tenido que dejar en España algunas de las cosas más valiosas como son sus vírgenes y sus santos: “La primera recompensa que voy a pedir es que me lleven mis santos a Honduras, ya que ahora no me los dejan llevar y tengo que dejar aquí a mi Virgen del Rocío y a mi Virgen del Carmen, pero sé que están conmigo”.





Isabel Pantoja y Violeta en ‘Supervivientes 2019’
(Mediaset)

Además, ha mostrado también los bañadores que se ha llevado a Honduras: “Sólo nos dejan llevarnos cuatro”, decía lamentándose de no poder lucir todos los bañadores que algunos diseñadores habían preparado para ella. También ha dicho que se va a llevar el oso de su nieto, un peluche “que ahora lo veréis blanco pero que voy a tratar de cuidar al máximo”.

Desde Cayo Cochinos también ha mandado un mensaje a seguidores en el que se ve a una Isabel Pantoja animada y con ganas de vivir la experiencia más televisiva de su vida. Y es que la cantante siempre se ha mostrado muy fan de este formato de programas.









Fuente: LA Vanguardia

A %d blogueros les gusta esto: