Isabel Jiménez ha sido madre. La periodista, sobre todo conocida por ser imagen de los informativos de Telecinco, y el ingeniero Alejandro Cruz, su marido desde 2009, han dado la bienvenida al mundo a su primer hijo, al que han llamado Hugo.

Esta feliz noticia se ha conocido cuando Sonsoles Ónega, compañera de profesión de Jiménez, ha hecho el anuncio poco antes de acabar el noticiario, momento en que ha aprovechado para mandarle su más sincera enhorabuena: “Un beso a Isabel Jiménez, que ha tenido a su hijo Hugo”.








En estas primeras horas desde el nacimiento de su bebé, la periodista ha recibido una de las felicitaciones más especiales.

Sara Carbonero, una de sus mejores amigas, ha querido compartir con sus seguidores una tierna instantánea de Martín, uno de sus hijos con Iker Casillas, y la mamá primeriza cuando aún estaba embarazada de Hugo. Junto a esta, unas bonitas palabras en las que alaba la gran madre que será.




Aunque aún se desconocen detalles sobre el nacimiento del pequeño como la hora, el peso, su estado de salud o cuando podrá ir a casa, se espera que la periodista comparta estos primeros instantes de maternidad en su perfil de Instagram, donde hace menos de una semana publicaba un entrañable vídeo en el que su compañero de profesión David Cantero la despedía antes de su baja por maternidad.








Y es que, sorprendentemente, Jiménez no ha dejado el trabajo hasta pocos días antes del nacimiento de su bebé. Tanta discreción ha tenido que, a pesar de confirmar su estado en octubre, muchos de sus seguidores no se percataron de su creciente barriga al quedar tapada por la mesa del plató de Informativos.




Sobre la elección del nombre del niño, los recién estrenados padres habían comentado meses atrás que lo tenían claro: “Queríamos un nombre corto y Hugo nos gustó”.

Además, a esta nueva etapa la pareja llega más que preparada y con ‘práctica’, puesto que en los últimos meses, la presentadora ha hecho varias visitas a Carbonero. Durante estas ha aprovechado para acercarse a los más pequeños y aprender a manejarse con la nueva situación que, por ahora, parece que no se le da nada mal.











Fuente: LA Vanguardia

A %d blogueros les gusta esto: