Sociedad

Irma «devastará» parte de Estados Unidos


A pesar de que el huracán Irma descendió ayer a categoría 4, tal y como informó el Centro Nacional de Huracanes de EE UU (HNC), el temor a su furia en el Estado de Florida, donde se espera que llegue en las próximas horas con unos vientos sostenidos de 240 km/h, no disminuyó. El jefe de la Agencia Federal de Emergencia, Brock Long, afirmó ayer que Irma «devastará» parte de EE UU. «El huracán continúa siendo una amenaza que va a destrozar Estados Unidos, tanto Florida como algunos de los estados del sur», añadió Long.

Instantes después, el presidente Donald Trump, advertía a la ciudadanía de que el huracán tiene un «potencial destructor absolutamente histórico» e instó «a estar vigilantes y atender todas las recomendaciones». «Es más ancho que nuestro estado y podría provocar grandes desastres de costa a costa. No importa en qué costa vivan, tienen que estar preparados para evacuar. Todos los vecinos de Florida deben prepararse para evacuar», advirtió el gobernador de Florida, Rick Scott, ante la llegada del huracán Irma, que al cierre de esta edición había terminado con la vida de al menos 18 personas a su paso por las Antillas Menores y Puerto Rico.

Al menos dos centrales nucleares están en la senda prevista de esta bestia. Se trata de Turkey Point y St. Lucie, los dos reactores que hay operativos en el estado de Florida (Crystal River está desmantelada). Como prevención, ante el temor de las velocidades de viento proyectadas, «se ha decidido el cierre de Turkey Point. En el caso de St. Lucie, como está más arriba de la costa, aún no se ha tomado la decisión», explicó a este periódico Roger Hannah, portavoz de la Comisión Nuclear Regulatoria de EE UU.

Hannah precisó que es necesario cerrar las centrales nucleares para garantizar la seguridad, ya que «la posibilidad de perder fuentes de alimentación externas y que se produzca algún daño potencial a los equipos (más probable en el lado no nuclear de la planta) hace que cerrar (pararlas) sea un paso prudente para mantener la planta en la condición más segura posible antes, durante y después de Irma».

Además, «se han completado las preparaciones para asegurar que las plantas son seguras –verificando equipos, por ejemplo– y ya tienen listos los generadores de diésel por si pierden potencia», añadió.

Por prevención, los aeropuertos de la zona, Hollywood-Fort Lauderdale y el internacional de Miami, cerraron ayer por la tarde. Mientras, los vecinos seguían las órdenes de evacuación. Además de un lugar seguro, se aprovisionaban de alimentos y gasolina.

Las tensiones provocaron que un camión cisterna tuviese que ser escoltado por la carretera. Los nervios aumentaban a medida que se agotaba el tiempo para buscar un lugar en el que estar seguro del huracán, el cual podría convertirse en el que dejase más destrozos en la historia de Estados Unidos.

De momento, ayer el gobernador Rick Scott también anunció que las escuelas, centros universitarios y oficiales estatales permanecerán cerrados hasta el lunes. «Nos enfrentamos con una tormenta de proporciones catastróficas, y todas las familias deben estar preparadas para evacuar», indicó Scott, al cual no sólo preocupa Irma, sino también los huracanes José y Katia, de categoría 4 y 2, que crean una escenario en la cuenca del Atlántico no visto desde el año 2010. Al cierre de esta edición, José se fortaleció después de que sus vientos alcanzarán los 240 kilómetros por hora, mientras se dirigía a las Antillas Menores.

De hecho, el NHC, dependiente de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de EE UU (NOAA), informó que este ciclón tropical, es ya «extremadamente peligroso».

Trump aseguró a la población a través de un vídeo difundido por las redes sociales que el Gobierno y el resto de administraciones y agencias estadounidenes están haciendo «todo lo que pueden» para ultimar todos los preparativos. Y recordó que trabajan para «salvar vidas, proteger a las familias y ayudar a los necesitados».

«El huracán Irma es de proporciones épicas, quizás mayor que ninguno de los que hemos visto», admitió el presidente de EE UU vía Twitter.




Fuente:La razón

Comentar

Click here to post a comment