Sociedad

Irma arrasa un 25% de los hogares en Los Cayos


Llegó la hora de volver a casa para los miles de evacuados por el huracán Irma en Florida a medida que se va levantando el toque de queda. El mayor impedimento para la mayoría es que no tienen forma de regresar. Pam Szymanksi se enteró por un vecino que decidió quedarse en Florida que su casa sólo ha perdido una ventana. A casi mil kilómetros de su casa se siente agobiada. «Todo lo que sé es que nos tenemos que marchar de aquí», explicó sentada en la entrada principal de un hotel de Atlanta (Georgia), donde había encontrado refugio después de la orden de evacuación.

Allí se alojaba con su madre, sus dos hijos y sus dos perros. Ayer tenían pensado irse a otro hotel. Pero un poco más cerca de Fort Meyers, en Valdosta, también en Georgia, a 563 kilómetros. Szymanksi tiene miedo de emprender el viaje de vuelta y quedar atrapada entre miles de vehículos: «No quiero ponerme en la carretera y que esté cortada. Pero tenemos que volver para empezar a arreglar la casa», reconoce.

Florida intenta emerger de la tormenta, pero lo hace a oscuras, con casas destruidas, árboles y postes de luz derribados y, sobre todo, las vías principales inundadas entre Miami y Jacksonville, a las que separa una distancia de 559 kilómetros. Al cierre de esta edición, al menos 12 personas habían perdido la vida en Estados Unidos por los estragos de Irma, de acuerdo a los primeros datos oficiales. Según medios locales, alrededor de doce millones de personas en Florida pasaron la noche del lunes al martes sin electricidad.

Ayer, el gobernador del Estado, Rick Scott, confirmó que desde la Armada de Estados Unidos se había decidido enviar al portaaviones «USS Abraham Lincoln», junto con dos buques de guerra para ayudar en las labores de búsqueda y rescate tras el huracán. «Espero que todo el mundo haya sobrevivido. Todo lo que he visto es horrible», reconoció el gobernador después de que desde el Departamento de Defensa se confirmase que los destrozos de los Cayos en el sur de Florida habían provocado la evacuación de otras 10.000 personas. La potencia del ciclón fue tal que destruyó el 25% de los edificios de los Cayos, donde impactó el domingo con categoría 4, mientras que el 65% presentan daños graves, indicó un portavoz de la Agencia Federal de Gestión de Emergencias, que ha enviado cerca de 2,4 millones de raciones de comida y 1,4 millones de litros de agua a Florida para atender las urgencias. Por su parte, la ONU ha lanzado operaciones de emergencia en el este y oeste del Caribe.

El alcalde de Jacksonville, Lenny Curry, advirtió de que los barrios estarían inundados al menos durante varios días. «Vamos a empezar con la fase de recuperación, pero todavía se llevan a cabo funciones de salvamento», advirtió a los vecinos, a los que pidió paciencia y precaución a la hora de volver a sus casas. Irma ha afectado a nueve Estados del país. En Georgia, Carolina del Sur y Alabama las autoridades emitieron el aviso de tormentas y tornados después de que el huracán hubiese sido rebajado a depresión tropical. También se preparaban para sentir sus efectos en Carolina del Sur, Kenctucky y Teenessee.




Fuente:La razón

Comentar

Click here to post a comment