Riccardo
Tisci está siguiendo los mismos pasos que realizó en Givenchy. Durante más de 12 años como director creativo, el diseñador consiguió devolver a la firma italiana la misma popularidad que vivió antes de pasar a un segundo plano en la primera década de los 2000. Gracias a la estrecha relación con las personalidades más destacadas de la música, el cine o la moda, las creaciones de Tisci para Givenchy se incorporaron en los estilismos de Rihanna, Madonna o Beyoncé, unas apariciones que ayudaron a viralizar la firma y captar la atención de un nuevo público ‘millennial’.

El fin de la era de Tisci en Givenchy fue un duro golpe para los amantes de la firma aunque al mismo tiempo se convirtió en un foco de esperanza para Burberry, la firma en la que aterrizó el pasado 2018 para sustituir a Christopher Bailey. El nuevo diseñador, consciente de la capacidad de influencia de los iconos de estilo más relevante, ha vuelto a repetir la misma fórmula que usó en el pasado y ha contado con la participación de Irina
Shayk en la nueva campaña de Burberry para presentar la colección de primavera y verano 2019.








Una vez más, las redes sociales se han convertido en el medio para desvelar las primeras imágenes de la campaña que introduce la nueva colección, el mismo canal que usaron para anunciar la colaboración con Vivenne Westwood o para lanzar camisetas virales que se vendían solo por Instagram. Esta vez el director creativo no solo ha jugado con el factor sorpresa de las redes sociales sino que ha sorprendido al público con unas imágenes en las que Irinia Shayk aparece junto a Natalia Vodianova y un amplio casting de modelos.




Bajo la dirección de Nick Knight, Danko Steiner, Peter Langer, Colin Dodgson y Letty schmiterlow, los fotógrafos han captado la esencia de la nueva colección de Tisci para Burberry mediante una serie de imágenes en las que Shayk lleva uno de los nuevos pañuelos de tartán, el icónico estampado de la firma, o Natalia Vodianova muestra algunos de los clásicos trajes masculinos reinventados en su último desfile en Londres. Entre las prendas más destacadas, la campaña también ha presentado distintas faldas midi plisadas combinadas con camisas satinadas y estampados barrocos además de algunos conjuntos masculinos y nuevos accesorios.








Riccardo Tisci ha removido todos los vestigios de los anteriores directores creativos de Burberry para construir un nuevo escenario para la marca. En su primera colección ‘Kingdom’, que rindió homenaje a la moda británica, el diseñador tomó como punto de partida el estilo tradicional de la firma y estableció un diálogo con los elementos más destacados del punk o la estética vanguardista. Para ello, Tisci incluyó algunos de los básicos atemporales como gabardinas, trajes de dos piezas o estampados que combinó con otras prendas repletas de asimetrías, deconstrucciones y detalles gráficos.




El pasado mes de septiembre de 2018, en el marco de la semana de la moda de Londres, Tisci protagonizó su debut para Burberry con una colección que causó opiniones dispares. Las expectativas jugaban en contra del diseñador y sus seguidores esperaban que repitiera el estilo que plasmó en Givenchy. Sin embargo, Tisci tomó un camino distinto. Lo que parecía una colección ambigua que no apostaba por un estilo en concreto era, en realidad, una transición entre la identidad de la firma y nuevas propuestas experimentales que introducían el inicio de una nueva era.















Fuente: LA Vanguardia

A %d blogueros les gusta esto: