Irán ha superado el límite de uranio poco enriquecido (UF6) que el acuerdo nuclear le permite almacenar, según ha informado este lunes el ministro iraní de Exteriores, Mohammad Javad Zarif, citado por los medios iraníes. Si los inspectores de la ONU confirman que tal es el caso, habría violado el Plan Integral de Acción Conjunta (PIAC, nombre oficial del pacto) firmado en 2015. El paso, que Teherán presenta como una respuesta a la salida unilateral del mismo por parte de EE. UU. el año pasado, pone a la República Islámica en el camino de poder avanzar hacia la fabricación de una bomba atómica, justo lo que el acuerdo trataba de evitar.

Un portavoz iraní ya adelantó a mediados de junio que superarían el límite de 300 kilos de UF6 a finales de ese mes. Lo esperado de ese lance no resta gravedad a la infracción del pacto. Una vez violado, Irán ha anunciado que, a partir del próximo 6 de julio, empezará a enriquecer uranio por encima del 3,67 que se comprometió a respetar en el PIAC. El objetivo de esos límites era alejar la sospecha de que su programa nuclear civil no escondía uno militar, algo que Teherán siempre ha negado, pero de lo que sus vecinos árabes y EE. UU. recelan.

“Tras medir el material enriquecido el pasado miércoles, los inspectores del Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA) volvieron a pesarlos de nuevo hoy y [dijeron que] las reservas han excedido los 300 kilos”, declaró una fuente anónima a la agencia iraní Fars, poco antes de que Zarif lo anunciara oficialmente. El OIEA aún no ha emitido un comunicado al respecto.

Durante la verificación del pasado miércoles, sus reservas estaban al borde sin sobrepasarlo. Tenían 200 kilos de uranio frente al máximo de 202,8 kilos a los que equivalen los 300 kilogramos del uranio poco enriquecido (UF6), según filtraron fuentes diplomáticas a Reuters. Dado que las instalaciones que Irán ha conservado tras el PIAC enriquecen a un ritmo aproximado de un kilo al día, la transgresión se esperaba en cualquier momento del fin de semana.

Irán retrasó dar ese paso hasta la reunión que el viernes mantuvo en Viena con el resto de los países firmantes del acuerdo (China, Rusia, Reino Unido, Francia y Alemania). A la salida de la misma, el representante iraní, Abbas Araghchi, dejó claro que los avances que los europeos le habían presentado sortear las sanciones de EE. UU. quedaban lejos de las expectativas de Teherán.




Fuente: El Pais

A %d blogueros les gusta esto: