Salud

Investigadores del CEU determinan que la contaminación de los suelos con metales pesados genera una resistencia antibiótica


La resistencia antibiótica se postula, a primera vista, como un problema clínico que compromete la salud pública global, vinculado estrechamente con un problema de naturaleza ambiental: la contaminación de los suelos con metales pesados.

Los investigadores de la Facultad de Farmacia de la Universidad CEU San Pablo, Agustín Probanza, Pedro A. Jiménez y Marina Robas, han explicado en uno de los talleres de la Semana de la Ciencia 2018 cómo esta contaminación produce una coselección de cepas resistentes; lo que supone un riesgo de que su información genética sea transferida a patógenos humanos y animales a través del medio ambiente y de la cadena trófica.

El análisis de esta línea de investigación radica en saber si este proceso de selección de cepas resistentes a antibióticos se produce exclusivamente en el mundo clínico/cuerpo humano. La realidad es que existen evidencias del incremento de microorganismos ambientales resistentes, muchas veces promovido por factores ambientales naturales o por acciones directamente vinculadas a la actividad humana. Es el caso de la microbiota del suelo, uno de los reservorios más importantes de genes de resistencia.

La base del incremento de las bacterias resistentes es el uso inadecuado de los antibióticos. La presión selectiva elimina a las cepas sensibles. En consecuencia, las cepas resistentes se reproducen y propagan. Donde inicialmente se seleccionaban positivamente aquellas bacterias inocuas, en presencia del antibacteriano, sobrevivirán únicamente aquellas cepas que sean capaces de resistir a concentraciones mayores de antibiótico. Ahora es el antibiótico el que se convierte en el primer y principal factor de selección de cepas resistentes.




Fuente: La Razón

Comentar

Click here to post a comment

injerto
injerto