En internet nadie sabe que eres un perro”. Era 1993, la web tenía apenas cuatro años y Peter Steiner ironizaba en su legendaria viñeta del New Yorker sobre esta nueva realidad que permitía diluir la identidad de cada uno hasta reducirnos a un avatar.

Seguir leyendo.




Fuente: El país

A %d blogueros les gusta esto: