Economía

Innovación al rescate


Nunca se ponderará bastante la importancia de la industria alimentaria, llamada a ocupar un lugar preponderante en la escala de los negocios del futuro. Cuando de exalta con razón (y sin prestar demasiada atención a sus costes, todo hay que decirlo) la conexión íntima de la tecnología con el bienestar social se olvida que la primera actividad por expectativas de rentabilidad, ya que su recorrido es inagotable, es la alimentación. La demanda mundial de alimentos tiene que aumentar de forma sistemática y, si Malthus tenía razón, tiene que crecer en proporción geométrica. También puede suponerse que una parte de ese crecimiento tendrá que atender a requerimientos cada vez más sofisticados —alimentos ecológicos, la moda del sin gluten, salud, etcétera—, con valor añadido y otra tiene que ir encaminada a garantizar la subsistencia de la población mundial. Las estadísticas registran un repunte del hambre en el mundo, después de años en los que se iba reduciendo paulatinamente.

Seguir leyendo.




Fuente: El país

Comentar

Click here to post a comment