Inditex, la empresa propietaria de Zara o Massimo Dutti, obtuvo un beneficio neto de 1.549 millones de euros en el primer semestre del ejercicio fiscal (desde el 1 de febrero hasta el 31 de julio), un 10% más que en el mismo periodo del año anterior, según ha informado este miércoles la compañía. La cifra supone un nuevo máximo histórico para la compañía liderada por Pablo isla, que además también batió su marca histórica de ventas para una primera mitad de año, con 12.820 millones de euros, un 7% por encima de lo conseguido en el mismo periodo del año pasado. Pese a ello, las acciones de la empresa caen en Bolsa, en torno al 2%.

Si bien la empresa ha destacado que la mejora de la rentabilidad se debe en parte al impacto de la normativa contable NIIF 16 sobre los alquileres, sin la cual el beneficio habría aumentado un 7%, son tasas de crecimiento que Inditex no presentaba desde mediados de 2017. Lo mismo pasa con las ventas: no crecían al 7% desde el cierre de 2017. La compañía, igualmente, destaca el crecimiento en tiendas comparables, que fue de un «firme» 5%, con crecimientos, asegura, en todos los formatos y en todas las áreas geográficas y tanto en tienda física como en online. Inditex se ha fijado como objetivo un crecimiento de las ventas comparables de entre el 4 y el 6% al cierre del ejercicio.

El efecto contable de la normativa sobre alquileres se nota fuertemente en el resultado operativo antes de impuestos (Ebitda), que mejora un 47%, hasta 3.447 millones de euros. Sin ese impacto, el crecimiento habría sido del 8%. No obstante, la mejora de la rentabilidad se nota en el margen bruto, la diferencia entre las ventas y los costes de venta, que asciende un 7%, hasta 7.284 millones, lo que supone un 56,8% de las ventas, una mejora del margen de 12 puntos básicos. En un momento en que el comercio textil se enfrenta a un entorno complicado, Inditex consigue mejorar todos sus márgenes: desde el de Ebitda, 74 puntos básicos, hasta el 26,9%, hasta el neto, que suma 40 puntos básicos, del 11,7% al 12,1%.

Por zonas geográficas, Europa (sin España) continúa siendo el primer mercado para Inditex, al acaparar el 44,4% de las ventas en el primer semestre, ganando dos décimas de cuota de mercado. España, por el contrario, pierde peso, del 16,1% un año antes al 15,6% en el pasado semestre.

Por cadenas, Zara sigue siendo de lejos la enseña puntera, acaparando, con ventas de 8.895 millones en el semestre (+7,3%), el 69,4% de las ventas. Crecen también el resto de marcas, con Uterqüe a la cabeza, un 13%, hasta 52 millones. Mención aparte merece Stradivarius, que vendió 776 millones, un 12,4%.

Según ha informado la cadena textil, el segundo semestre ha arrancado con buen pie, con un aumento de las ventas del 8% entre el 1 de agosto y el 8 de septiembre, merced a la buena acogida del inicio de la colección otoño-invierno. No obstante, la previsión de crecimiento de ventas para el ejercicio 2019 se mantiene entre el 4 y el 6%.

Finalmente, Inditex cierra los seis primeros meses con 7.420 tiendas, 27 menos que al cierre del primer trimestre y dos menos que un año antes. Son 82 menos que el máximo de 7.504 alcanzado por la empresa en el tercer trimestre de 2017. Zara, incluyendo Zara Home, ganó 14 locales; Pull&Bear, uno, y Bershka, ocho. Massimo Dutti perdió 10; Stradivarius, ocho y Uterqüe, una. Oysho mantuvo sus 667.

Sin embargo, durante el semestre Zara abrió 14 mercados a la venta online (Brasil, Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos, Líbano, Egipto, Marruecos, Indonesia, Serbia, Israel, Bahréin, Omán, Kuwait, Qatar y Jordania). A partir de septiembre, abrirá en Sudáfrica, Colombia, Filipinas y Ucrania.




Fuente: El Pais

A %d blogueros les gusta esto: