El director de la Agencia de Seguridad y Emergencias Madrid 112, Carlos Novillo, ha decretado esta mañana el nivel 2 en el incendio forestal que ha arrasado desde la tarde del pasado viernes más de 2.100 hectáreas entre las provincias de Toledo y Madrid. A las cuatro de la madrugada, se ha decidido desalojar la urbanización La Castellana, una zona de unas 40 viviendas en Cadalso de los Vidrios. En las labores ha participado la Guardia Civil. El Servicio de Urgencias Médicas de la Comunidad de Madrid (Summa) ha atendido por crisis de ansiedad a varios de los 37 vecinos desalojados.

El nivel 2 del Plan contra Incendios Forestales de la Comunidad de Madrid (Infoma) se ha decretado a raíz de la peligrosidad que está alcanzando el fuego y por el número de horas transcurridas desde que se inició. Además, hay riesgo para las poblaciones afectadas y un número importante de personas amenazadas por las llamas. Este nivel permite al director de la Agencia de Seguridad hacerse cargo del mando y movilizar a todos los medios humanos y materiales para la extinción del fuego.

En la actualidad, hay 49 medios terrestres (21 de la Comunidad de Madrid, 17 de la UME y 11 de Castilla-La Mancha), a los que se suman 14 aéreos (siete helicópteros de Madrid, tres de Castilla-La Mancha y cuatro del Ministerio de Medio Ambiente). Las llamas se encuentran ahora en un amplio frente que afecta a los municipios de Cadalso de los Vidrios y Cenicientos.

A lo largo del día, se espera que los responsables de la extinción actualicen el número de hectáreas afectadas por el incendio. De momento, su primer objetivo es adelantarse al avance del fuego e intentar perimetrarlo y controlarlo a lo largo de este domingo. El principal inconveniente es el viento cambiante que se registra en la zona donde comenzaron las llamas, además de una geografía muy abrupta.

El incendio de Almorox comenzó a las seis de la tarde del viernes y a consecuencia del fuerte viento que rolaba en la zona (de unos 40 kilómetros por hora) pasó en menos de dos horas a la Comunidad de Madrid, tras recorrer unos 14 kilómetros. De hecho, el Gobierno madrileño había enviado con antelación cinco dotaciones a la región vecina para apoyar las labores de extinción, dadas las dimensiones que estaba alcanzado el fuego. Una densa columna de humo era visible a kilómetros de distancia y por la noche las llamas se podían percibir desde toda la comarca suroeste de Comunidad de Madrid.

Además, otro incendio que ha quemado unas 1.600 hectáreas y que se inició el viernes por la tarde en Toledo, en el entorno de Montesión y La Bastida, ha sido estabilizado este sábado sobre las 22.15, según ha informado en Twitter el Plan Infocam de Incendios forestales de Castilla-La Mancha. Y en Cataluña, los Bomberos de la Generalitat han logrado estabilizar en la noche del sábado el fuego de la comarca de Ribera d’Ebre originado el pasado miércoles en la Torre de l’Espanyol (Tarragona), que ha arrasado más de 6.000 hectáreas.




Fuente: El Pais

A %d blogueros les gusta esto: