Uno de los elementos más relevantes para poder emplear la iluminación y la decoración para economizar en nuestro hogar es observar qué clase de iluminación vamos a utilizar. No es preciso que desembolsemos en exceso en notables lámparas o apliques, ni que coloquemos muchas luminarias. Hay que reflexionar que la iluminación es uno de los detalles que más electricidad consumen en un domicilio, por lo que ubicar la iluminación perfecta nos puede suponer un gran beneficio en la energía y una rebaja del recibo eléctrico.

Para decorar por medio de la iluminación y a la par ahorrar, podemos utilizar bombillas inteligentes o  luminarias LED. Este modelo de iluminación, encima de decorar, es el que más aminora el consumo energético, ya que gastan un 80% menos de energía.

Esta clase de luminarias son las más eficaces a dia de hoy en el mercado. Aunque son algo más costosas que las tradicionales, el gran ahorro que implica las metamorfosean en el gasto perfecto para embellecer por medio de la iluminación.

eficencia energetica

Por otra parte, tenemos que tener en cuenta la intensidad de luz que precisamos para la iluminación. Si deseamos establecer diversos espacios en una vivienda podemos emplear luces de distinta fuerza. Si queremos una zona de tranquilidad, la intensidad tendrá que ser inferior. Si, por otra parte, estamos decorando un área de estudio, la potencia debe ser superior pero de un tono inferior. Esto se puede lograr con bombillas inteligentes o regularizadores de electricidad.

¿Se puede economizar energía con la ayuda de la decoración?

Muchas personas piensan que la decoración solo tiene una finalidad decorativa, pero se equivocan. La decoración nos puede ayudar para economizar energía, y en abundancia. Sigue leyendo que te contamos cómo:

Iluminación natural

La luz natural en nuestros hogares nos da fuerza, embellece los espacios y lo más importante es que nos permite  economizar energía. Tener las estancias bien iluminadas es equivalente a una vivienda confortable y acogedora.

 

Opta por puertas con cristal para dar mayor claridad entre un espacio y otro de la vivienda y además permite la entrada de la luz solar.

 

Si, también, se utilizan materiales como el PVC, se conseguirá un gran ahorro en la calefacción y por tanto disfrutaremos de un mayor aislamiento.

Iluminación LED

El bajo consumo que producen hacen que sean las más demandadas en el mercado. La sucesión de la luz en las lámparas LED concede orientarla al área que se precise sin extraviar energía en otras direcciones, de esta manera se aumenta la similitud lumínica y  se mitiga la pérdida de iluminación entre fuentes de luz

Las Tres “R”

Reducir, reciclar y reutilizar. Sobre este punto no vamos a economizar de manera inmediata (para nuestro hogar) pero sí de forma indirecta (en las plantas de reciclado).

Si somos capacitados para reutilizar y reciclar cosas que se vayan a utilizar y darles un nuevo empleo decorativo, también estaremos ahorrando dinero.

Textiles

Lino, organza o gasa dejan pasar la luz y no te hacen perder privacidad. Utiliza tonalidades claras, con los estampados o tupidos lograremos el efecto opuesto a lo que queremos.

Cortinas y persianas

Una buena utilización de las cortinas y persianas se estima que nos puede permitir economizar incluso un 12% del consumo de energía de una vivienda. Este ahorro no es sólo a nivel de bolsillo; sino que también afecta al medio ambiente.

Color y pintura

Pintar nuestra vivienda con los colores correctos, tanto en el interior como en el exterior, favorece a la reducción de las emisiones contaminantes de CO2 y a mitigar el consumo energético y, por consiguiente, nuestro recibo.

El blanco y los colores claros son muy apropiados para pintar el interior de una vivienda porque empapan toda la energía solar y muestran la mejor luz a lo largo del día. Así podemos menguar significativamente el empleo de energía eléctrica en el periodo del día y, de tal forma, se reducirá nuestra factura de energía.

A %d blogueros les gusta esto: