Cuartos, semifinales, cuartos y, ahora, cerca de la final. Es la trayectoria de la portera del Barça en la Liga de Campeones desde que llegó al club. Sandra Paños (Alicante, 1992) no ha encajado ningún gol en los últimos 6 partidos europeos y se ilusiona con la final de Budapest.

¿Qué se siente ante la posibilidad de poder hacer historia?

Mucha ilusión, muchas ganas, y si conseguimos llegar a una final será un sueño cumplido. Desde pequeñita siempre intentas llegar a lo máximo y llegar a la final es estar muy cerca. Sería la recompensa a todo el trabajo de estos años, que ha sido muy bueno y ascendente. Sentimos mucho orgullo por la temporada del equipo.





Pero el Bayern no ha dicho la última palabra.

Estamos concienciadas de que la victoria allí no nos da el pase para nada. Creemos que incluso el discurso que ha habido en los medios de comunicación como que todo está hecho… Es cierto que estamos contentas pero tenemos los pies en el suelo, sabemos que es un rival que tiene jugadoras muy buenas, jugadoras muy efectivas que quizá allí no estuvieron tan acertadas pero van a venir aquí arriesgando al máximo porque ellas también quieren una final de Champions.


Bayern

Tenemos los pies en el suelo, sabemos que es un rival que tiene jugadoras muy buenas”



¿Qué han aprendido de las últimas temporadas en Europa?

El equipo cada vez va madurando y sobre todo en esta competición. Este equipo no tiene límite a nivel competitivo, cada año nos superamos y aprendemos sobre todo de los errores de años anteriores. Esta competición se nos da bastante bien y cada año somos mejores e intentamos llegar más lejos.

Seis partidos sin encajar, ¿es un dato importante?

Es importante, pero que no nos hayan metido goles no es porque haya estado yo bien. El fútbol es un deporte colectivo y si no hemos encajado es por algo colectivo. Puede ser que yo haya estado más o menos acertada pero todo es producto de un trabajo colectivo.





Más que un partido, ¿es casi una misión por lo que implica para la promoción de su deporte?

Si pasamos a la final será algo histórico y muy positivo para el fútbol femenino español, pero, sinceramente, no es una obligación. Nuestra obligación es dar el 100% pero en un partido de fútbol puede pasar cualquier cosa. Puedes tener un buen día o un mal día, pero hay que dar el 100% en el campo.

La soledad del portero, ¿es un mito?

Mito no es. Es un deporte colectivo pero hay una parte más individual que es la posición de portero. Quizá no participas durante un partido y luego eres decisiva tanto para bien como para mal. Así, el portero debe ser mentalmente fuerte.

¿Pero se ha sentido sola?

No, para nada. Tienes el respaldo de las compañeras. Puedes cometer un error y todo el equipo tiene una muestra de afecto, que no pasa nada, que todos somos humanos y eso hay que llegar a entenderlo. Cuando un portero o una portera fallan no hay que hacer sangre. En el fútbol masculino un portero comete un error y es como ‘qué malo eres’. No hay que llegar a esos extremos porque igual que podemos hacer un error podemos salvar un partido. No hay que ser tan extremistas en este sentido.






El oficio

En el fútbol un portero comete un error y es como ‘qué malo eres’; no hay que llegar a esos extremos”



¿Es muy diferente la Champions de la Liga?

Sí, es diferente a nivel competitivo y también porque es algo desconocido, no sabes a lo que te vas a enfrentar. Sí es cierto que vemos vídeos, pero al final lo desconocido es lo que te produce estar más concentrado, más activo.Elija trofeo.La Liga está muy complicada. Estamos jugando cada partido con la fe de que el Atlético pierda puntos, pero es muy complicado. Diría que la Champions, que para nosotras es una ilusión desde hace años, es un regalo por todo lo que se hace bien durante el año y la Liga es una obligación que se nos está escapando por detalles. A estas alturas me quedaría con la Champions pero ¿por qué no las dos?

En una final, ¿prefiere al Chelsea o al Olympique de Lyon?

Por experiencia y antecedentes debería llegar el Lyon pero, ¿por qué no pueden llegar dos equipos que nunca han jugado una final? Creo que sería bastante bonito.

¿Qué competencias han adquirido que no tuvieran antes?

Se ve un equipo más maduro que sabe lo que quiere hacer, que sabe llevar el timing del partido y eso es muy positivo en 90 minutos y sobre todo en 180. Hay que ser conscientes de cuando hay que apretar o bajar el ritmo, de cuando hay que defender o hay que atacar. Saber manejar eso es súper importante.





¿Cuáles son sus referentes?

Cuando pequeñita me fijaba en Iker Casillas. Era el portero de la selección y lo veía y me parecía magnífico. Poco a poco vas creciendo, vas viendo diferentes porteros y no te quedas con ninguno en concreto, vas apreciando las cualidades que tiene cada uno. Tenemos aquí a Ter Stegen y Cillessen, hay porteros buenísimos en la selección española como De Gea… Al final disfrutas viendo cómo actúan, cómo se mueven dentro de un partido y cómo sobreviven a ciertas situaciones que te pueden pasar a ti.

¿Nota el aumento de la presión mediática?, ¿le afecta?

Sí que lo notamos, y estamos contentas de que los medios de comunicación nos apoyen. Afectarnos, para nada. Nosotras salimos, jugamos y disfrutamos del fútbol que es lo que tenemos que hacer.


Camino de Budapest

Si pasamos a la final será algo histórico, pero no es una obligación, la obligación es dar el 100%”











Fuente: LA Vanguardia

A %d blogueros les gusta esto: