El gran objetivo de un novelista es crear vida, defiende el escritor Ignacio Martínez de Pisón, quien imagina en su recién publicada novela, ‘Fin de temporada’ (Seix Barral), el camino de una madre y un hijo a partir de una historia que le contaron.

El autor, Premio Nacional de Narrativa en 2015, ha relatado en la presentación del libro en Zaragoza, su ciudad natal, que un amigo le contó un día la historia de una pareja de jóvenes que en los años setenta sufrió un accidente camino a una clínica abortista clandestina en Portugal. Él falleció y ella decidió tener al hijo.»No podía investigar lo que pasó porque mi amigo había perdido el contacto con esa chica. Así que a diferencia de otros libros en los que había investigado la vida de las personas, aquí tenía el privilegio de imaginarlo todo», ilustra Martínez de Pisón (Zaragoza, 1960).




Fuente: Agencia Efe

A %d blogueros les gusta esto: