Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, en su última reunión en el Congreso. En vídeo, declaraciones de la vicepresidenta del Gobierno en funciones, Carmen Calvo, en ‘Hoy por hoy’ de la Cadena Ser. ULY MARTÍN / VÍDEO: EPV

Pablo Iglesias insiste en una negociación «integral» de cargos en el Gobierno, programa y presupuestos. El secretario general de Podemos rechaza la última propuesta de Pedro Sánchez, que este jueves se abrió a la presencia de ministros de su socio preferente de perfil técnico pero no político. Una condición que impediría que ningún miembro de la dirección de Podemos se pudiera sentar en el Consejo de Ministros. «Discutir de programa va ligado a discutir de los equipos de gobierno. La clave es hacer una negociación integral como se hace en Europa y los gobiernos autonómicos. Tenemos los equipos preparados para tener una negociación integral desde hace dos meses», ha reiterado en una entrevista en Los Desayunos de TVE, en línea con el mensaje de Podemos y sus confluencias al PSOE desde las semanas posteriores a las elecciones generales del 28-A.

La falta de avances en las negociaciones llevó a Sánchez a aceptar ministros con el carné de Podemos, siempre que no formen parte de su núcleo duro. Tan solo unas horas antes el líder del PSOE mantenía que había que «negociar primero el programa y, después, la composición del Gobierno». «Debemos hablar de contenidos y conocer el grado de consenso», le dijo a Iglesias en conversación telefónica. Hasta que un rato después se puso sobre la mesa la opción de los ministros de Podemos con perfil técnico. “Poco menos que no se puede ser ministro si se es de Podemos o no haberse presentado a unas elecciones. Que alguien diga a su socio de Gobierno que no puede proponer a nadie o que para ser parte del Consejo de Ministros no puede haberse presentado a las elecciones… La democracia no es que gobiernen tecnócratas. En democracia la gente vota a quien quiere gobernar. Lo que no podemos hacer entre socios es faltar al respeto a nuestros votantes”, ha observado Iglesias sobre el «veto» del PSOE a que haya ministros de la dirección de Podemos. «Los nombres importan muy poco, solo el de Sánchez», ha afirmado la vicepresidenta Carmen Calvo en la Cadena Ser. Pero la última oferta socialista, aunque se acerca a los planteamientos de Iglesias, sigue sin cumplir con las expectativas de Podemos.

«Si los ciudadanos hubieran querido un Gobierno monocolor le hubieran dado mayoría absoluta como a Felipe González y José María Aznar», se ha reafirmado el líder de Podemos frente a la resistencia de los socialistas a compartir gobierno. El argumento que dan en Ferraz y La Moncloa es que no suman mayoría absoluta. Otro factor que ha destacado Sánchez son las «discrepancias de fondo en asuntos de Estado» como la crisis en Cataluña. Iglesias se compromete a asumir por escrito que Sánchez fije las políticas para tratar de resolver el conflicto territorial. También en política exterior.

El líder de Podemos se ha mostrado convencido de que el PSOE revisará su posición y al final aceptará un Ejecutivo de coalición en el que las dos fuerzas gestionarían ministerios. Pero si Sánchez o Iglesias no ceden, todo apunta a que habrá una repetición electoral el 10 de noviembre. «No creo que Sánchez cometa la irresponsabilidad de llevar a España a elecciones por querer tener todos los sillones», ha trasladado toda la responsabilidad el máximo responsable de Podemos al presidente en funciones.

«El principal problema de España es la injusticia social, no cambiar la Constitución», ha expresado en referencia a la propuesta de Sánchez de modificar la Carta Magna en su artículo 99, que regula la investidura de la presidencia del Gobierno, para evitar futuras situaciones de bloqueo como la actual.




Fuente: El Pais

A %d blogueros les gusta esto: