Iberdrola aumentó su beneficio un 15% en el primer trimestre del año, hasta los 983,9 millones de euros, gracias a una mayor demanda, el aumento de capacidad y una mejora en todos los negocios y mercados clave, como España o Brasil.

El presidente del grupo, Ignacio Sánchez Galán, ha afirmado que “estos resultados, unidos a la evolución de nuestras diferentes iniciativas de crecimiento, reafirman nuestra positiva perspectiva para todo el año 2019”, para el que la compañía ha mejorado la estimación de resultado y de dividendo. La empresa prevé ganar entre el 5% y el 10% más este año, tirando a la parte alta de ese rango.






Resultados

Mejora generalizada

El resultado bruto de explotación (Ebitda) de Iberdrola también se incrementó un 11,9% en el primer trimestre, hasta los 2.599,4 millones, y mejoró en todos los negocios. Así, los ingresos crecieron un 8,5%, hasta 10.138,9 millones, y el margen bruto mejoró un 7,8%, a 4.323,1 millones.

Sánchez Galán ha explicado que se están produciendo circunstancias que en Iberdrola les hacen ser más optimistas, como el aumento de tarifas en Brasil, que han alcanzado un nivel que no esperaban, o la aceleración de la construcción de un ciclo combinado en México que funcionará para mediados de año, hechos que se verán acompañados con la puesta en marcha de planes de eficiencia en todos los países.


Energía

Impulso de las renovables

Pese a la menor producción de las renovables en España y Estados Unidos por la climatología; Reino Unido, Brasil y México, junto a la eólica marina –ya con el parque Wikinger produciendo en todo el primer trimestre de este año a diferencia de en el primero de 2018– han tirado al alza de la generación renovable.

En su encuentro con analistas, Sánchez Galán, preguntado por la entrada en las actividades de comercialización y generación eléctrica de compañías constructoras y petroleras, después de que este miércoles ACS anunciara el lanzamiento de su comercializadora Eleia, ha dicho que desde su compañía dan la bienvenida a los que quieran “formar parte de este club” y ha añadido que a Iberdrola no le da miedo la competencia.





La deuda financiera neta ajustada de Iberdrola se situó a cierre de marzo en 35.559 millones de euros, con un incremento de 2.428 millones.








Fuente: LA Vanguardia

A %d blogueros les gusta esto: