Antonio Banderas ha abierto su corazón a la revista GQ antes de su nuevo estreno junto a Pedro Almodóvar. Mientras llega Dolor y Gloria, el malagueño ha hablado sobre uno de los proyectos más ilusionantes que tiene en la actualidad, el Teatro Soho de Málaga: “Es la ilusión más grande que tengo de los últimos años, más que cualquier película (…) me lo estoy pasando muy bien, pero nada como traer a mi tierra teatro de gran categoría. Y, además, siguiendo la fórmula americana. Ellos dicen: ¿quieres un teatro? Pues págalo”.

Nicole Kimpel, Antonio Banderas y Barbara Kimpel a su llegada a los Critics’ Choice Awards
(Jean-baptiste Lacroix / AFP)






En lo referente a su faceta más pública, Antonio tiene claro que no quiere entrar en polémicas en redes sociales: “Hoy un comentario en Twitter se puede cargar 40 años de carrera (…) hay que tener cuidado, porque en este país puedes pasar de hijo predilecto a hijo de puta en 3,5 segundos”.

Y sobre su relación con las mujeres, Banderas afirma: “De las mujeres he aprendido que son un misterio insondable que nunca despejaré y eso es precisamente lo que me atrae de ellas”. Unas palabras de cariño que también tiene para la que fue su pareja, Melanie Griffith: “La quise mucho y seguiré queriéndola siempre: no es mi mujer, pero es mi familia”.


Sobre las mujeres

He aprendido que son un misterio insondable que nunca despejaré y eso es precisamente lo que me atrae de ellas










Fuente: LA Vanguardia

A %d blogueros les gusta esto: