Internacional

Hong Kong libera bajo fianza a Joshua Wong y a otro líder estudiantil | Internacional


Apesadumbrados pero con cierto alivio, Joshua Wong y Nathan Law —dos de los líderes estudiantiles que participaron activamente en las protestas prodemocracia de 2014 en Hong Kong— abandonaron este miércoles los centros penitenciarios donde han estado recluidos desde el pasado mes de agosto.

Bajo una fianza de unos 5.500 euros y la condición de presentarse semanalmente en comisaría, los dos activistas, privados de pasaporte, podrán apelar el próximo 7 de noviembre al Tribunal Supremo de la excolonia británica. Hasta esa fecha tendrá que esperar el que fuera líder de los sindicatos universitarios, Alex Chow, para solicitar la libertad bajo fianza, mientras cumple la pena de siete meses de prisión a la que ya ha apelado.

El encarcelamiento de los tres jóvenes, acusados de incitar a sus conciudadanos a ocupar ilegalmente el centro de la ciudad durante 79 días hace ahora tres años, provocó las críticas de una gran parte de la sociedad hongkonesa y de la comunidad internacional que vio la mano de Pekín bajo todo el proceso.

El resultado de la apelación dependerá de “la implementación del ‘un país, dos sistemas’” que rige en la excolonia desde que Reino Unido devolvió Hong Kong a manos chinas en 1997, declaró Law a su salida. “Ojalá el resultado del caso muestre la protección de los derechos humanos en nuestro sistema de leyes”, manifestó esperanzado.

Desde las masivas manifestaciones de 2014, conocidas como el Movimiento de los Paraguas, China ha sido acusada de no cumplir con la promesa de garantizar el derecho de Hong Kong a elegir democráticamente a sus líderes. En primer lugar, por no permitir el sufragio universal en las elecciones locales de 2017 —germen de aquellas protestas e imponer los comicios sobre un comité de 1.200 miembros previamente escogido por Pekín; en segundo lugar, por recortar los derechos y libertades de unos ciudadanos que han sido testigos en los últimos tiempos de la desaparición en la ciudad de varios libreros que publicaban volúmenes críticos con el régimen del presidente chino Xi Jinping.

Varios parlamentarios retaron al Gobierno central en la jura de sus cargos, lo que supuso un desafío que Pekín afrontó con la prohibición a esos legisladores de formar parte de la Cámara.

El último episodio sucedió este mismo mes, cuando las autoridades hongkonesas negaron la entrada a la ciudad de Benedict Rogers, un activista a favor de los derechos humanos que contaba con importantes contactos en el bando prodemocrático.

No obstante, para aquellos que todavía mantienen el fervor de la batalla por la democracia en la ciudad semiautónoma, la puesta en libertad de Law y Wong son “noticias alentadoras”. Así lo afirmó el político Eddie Chu. “Los necesitamos aquí con nosotros para luchar en esta batalla”, insistió.

De la misma opinión es Avery Ng, presidente de la Liga de los Socialdemócratas. A las puertas de la Corte, Ng dijo que espera que la liberación de los dos líderes estudiantiles pueda contribuir a reorganizar el movimiento democrático durante las dos semanas que pasarán fuera de prisión. “Les dará un respiro y veremos qué podemos hacer para movilizar al público”, aseguró al portal de noticias Hong Kong Free Press.

Law, que se convirtió el año pasado en el diputado más joven de la historia de la isla a meter pie en el Legislativo autónomo hongkonés (aunque posteriormente fue descalificado), declaró a los medios su intención de seguir luchando pese a estar encerrado. “Eso no perjudicará nuestra determinación por la democracia”, insistió.

Wong, que se erigió como un icono para su generación cuando aún era un adolescente, está de acuerdo. “Esta no es la primera vez que vamos a la cárcel, puede haber más jóvenes yendo a prisión en el futuro, pero seguiremos adelante con nuestras creencias y lucharemos juntos en el camino hacia la democracia”, afirmó convencido.

Conscientes de la determinación de China para impedir cualquier movimiento crítico con Pekín, los dos usarán su arma más potente, el partido Demosisto, la formación que fundaron tras el Movimiento de los Paraguas y que persigue la autodeterminación de Hong Kong. 




Fuente: El país

Comentar

Click here to post a comment

injerto
injerto