Moría el partido y un Atlético con diez parecía mantener un hilo de esperanza en la lucha por la Liga, gracias a un gran Oblak que mantenía el empate, pero Luis Suárez acabó con la vida de los rojiblancos en el minuto 85. El delantero del Barça abrió la lata con un gol que sabe a título, aunque no quiso lanzar las campanas al vuelo pese a una victoria que “un gran margen”.

“Hoy se ha demostrado lo complicado que es ganar la Liga, así que hay que darle valor. Dimos un gran paso adelante. Obviamente que sacamos un gran margen de 11 puntos. Quedan partidos y tenemos encuentros de Champios, puede complicarse, pero está claro que lo tenemos cerca”, explicó el uruguayo mordiéndose la lengua ante los micrófonos de Movistar.






El título en el horizonte

“Puede complicarse, pero está claro que lo tenemos cerca”


Cuando nada hacía presagiar peligro, el charrúa recibió de Alba un balón en la frontal y, pese la ordenada defensa rojiblanca, se sacó un disparo de rosca ajustado al palo, imposible incluso para Oblak. “Hice muchos goles, pero es uno de los más lindos por la importancia que tiene”, reconoció.

Suárez le dio más valor a la victoria por la entidad del rival: “El Atlético es uno de los mejores del mundo”, expresó, además de señalar la roja a Costa: “ Con la expulsión quisimos ser profundos, dando ritmo al juego y en la segunda mitad creamos muchas ocasiones ante un Oblak que fue la figura del partido”. Sobre la expulsión, Suárez desconocía el motivo: “Me han dicho que insulta pero no lo sé”.


Gol clave

“Hice muchos goles, pero es uno de los más lindos por la importancia que tiene”


El ariete barcelonista protagonizó una de las anécdotas del encuentro, al pararse en un contraataque pese a que el árbitro no había señalado ninguna infracción. Suárez, sin embargo, escuchó un pitido: “Me molestó porque pitaron y vi que era del banco del Atlético”. Tras dar carpetazo a la Liga, al delantero le toca “descanso”, obligado contra el Huesca por la quinta amarilla, que le servirá para “centrarse” en la eliminatoria contra el United.

Josep Maria Bartomeu: “Hay que ser prudentes”





Tampoco quiso dar nada por ganado el presidente barcelonista, Josep Maria Bartomeu, que lanzó un mensaje de prudencia: “Estamos contentos pero hay que seguir trabajando. Yo entiendo que hay una tensión, la expulsión ha cambiado la dinámica del partido, pero el Atlético es muy solido. Y es normal que si marcas en el último minuto se desate la euforia, pero hay que ser prudentes”, explicó.

El dirigente, sin embargo, no esconde que los “éxitos” están cerca, insistiendo de nuevo en el “trabajo”. Pese a ello, resaltó la idílica situación: “Lo óptimo es acabar la Liga con partidos de ventaja para preparar bien otros encuentros como la final de Copa o la Champions”. Y es que el Barça opta a ganar siete Copas de Europa sumando todas las secciones y categorías: “Tenemos un final de temporada apasionante”.


“De la eliminación de la Roma aprendimos todos. Jugadores, técnicos, directivos, socios…”


Escarmentado, el máximo mandatario culé, aseguró que han aprendido la lección del año pasado en Roma, cuando cayeron estrepitosamente en Champions. “De la eliminación de la Roma aprendimos todos. Jugadores, técnicos, directivos, socios… Se ha de luchar hasta el último minuto. La prudencia que tenemos con la Liga la hemos de tener con la Champions”, avisó.





Aunque para el reto continental contarán con un inspirado Messi, “eterno” para el presidente, que quiere hacerlo efectivo con la rubrica del argentino: “Veo muy lejana su retirada así que tenemos que renovar su contrato”, concluyó.








Fuente: LA Vanguardia

A %d blogueros les gusta esto: