Portada

Helen Lindes desfila por primera vez embarazada


Existe el consenso en que Helen Lindes está entre las más bellas Miss España que ha dado el certamen y también entre las que mejor ha rentabilizado su carrera como modelo, tanto de pasarela como publicitario de grandes firmas. Comparte su vida con otro triunfador: Rudy Fernández, alero y escolta del Real Madrid de baloncesto, está en ese selecto grupo de españoles que fueron llamados por la NBA. Ya siendo pareja de Helen, decidieron que Denver (Colorado, EEUU) estaba demasiado lejos de los suyos y regresaron a España. Hoy son padres de Alan y esperan una nueva hija para mediados de mayo.





Helen ha desfilado hoy por primera vez embarazada. Así, sobre la pasarela representando la firma catalana Lola Casademunt, había dos modelos en una sola. Ha sido en el marco de la 080 Barcelona Fashion y La Vanguardia ha podido estar en el backstage junto a ella para saber cómo se sentía antes de salir a escena.

Esta es la primera vez que desfilas embarazada. ¿Supone un extra de nervios o con tus tablas esto ya no te ocurre?

Siempre estoy nerviosa antes de desfilar y creo que es útil porque te hace sentir viva. Si amas tu profesión y eres perfeccionista, ayuda. Pero es un ocasión muy especial: es muy raro ver a modelos embarazadas y las medidas no son las mismas, y aunque no te creas, la mayor parte de diseños de Lola Casademunt se pueden adaptar a una embarazada. Estoy encantada de vivir esta experiencia y de no hacerlo sola.

Cierto, hoy desfilas con tu hija. ¿Se puede saber ya su nombre?

Aún no. Lo ha elegido Rudy, yo elegí el de nuestro hijo, y ahora le toca a él.

Dame una pista al menos. ¿Por qué letra empieza?

Por la A, como Alan. Nos gusta mucho esa letra.

De cara a dar a luz, ¿tienes menos nervios que la vez anterior?

El parto de Alan fue complicado; al final fue cesárea y no lo pasé bien. Quisiera que esta vez fuese por parto natural. Por otra parte, no ser madre primeriza me ha hecho perder miedos y ya no tengo las dudas del primero. ¡Me siento una supermamá!





¿Podrá Rudy acompañarte ese día?

Salgo de cuentas el 13 de mayo y a la final four de la liga se celebra a partir del 17. Si el Real Madrid llega y el parto se retrasa un poquito… Pero tengo a mi familia y a la suya, que se llevan fenomenal, y muchas amigas que me pueden acompañar. No pasa nada.

Sé que por Rudy, tendríais tres, cuatro o puede que cinco hijos. ¿Tú que prefieres?

Le he dicho que poco a poco, de momento dos y vamos viendo. Ahora ya se nos complicará la logística, desde las dos sillitas en el coche a organizarse, porque los dos viajamos mucho. Además, tenemos dos perros, imagínate.

¿Cómo recibieron a Alan?

Al principio con un poco de celos, sobre todo la perra, que es pequeña y era como mi bebé. Pero ahora, muy bien. Él ha crecido al lado de ellos y estamos muy contentos de que aprenda valores como el amor a los animales y a la naturaleza. Veo a críos que cuando saco a pasear a los perros huyen, con un miedo atroz. Para Alan son parte de su familia, como sus hermanos.

¿Y cómo recibirá él a su hermana?





Todavía no se entera mucho, tiene solo dos años, pero le vamos preparando para que sepa que mamá tiene un bebé aquí dentro, que vamos a ampliar la familia, que él será el hermano mayor y debe ser responsable y cuidarla…

Helen Lindes llega al Hospital de Sant Pau para la 080
(GJV / GTRES)

¿Y Rudy? ¿Con muchas ganas de verle la cara a su hija?

Él es muy niñero, como ya sabes, y está muy feliz.

Vimos hace muy poco un vídeo de Alan entrenando con su padre. Es aún muy pequeño pero ¿le veis facultades?

Lo que nos dicen nuestros amigos y en el colegio es que tiene muy buena coordinación. Con dos años se mueve como si tuviese más edad. Lanza a canasta y dice en inglés “Three points” y “number five” y luego, “¡Hala Madrid!”. Sin que nadie se lo haya enseñado, sino de oírlo y fijarse. Ve siempre los partidos de su padre.

Un padre imprescindible en el Real Madrid. Llega el último cuarto y Rudy Fernández sentencia el partido.





Está en uno de sus mejores momentos profesionales y las dos lo disfrutamos mucho.

Tanto, que estáis a punto de cambiar de casa.

Así es. Llevamos un par de meses esperando a mudarnos, creo que será para el mes que viene. Tenemos la casa patas arriba y todo en cajas.

Tú te has aficionado al baloncesto pero creo que la verdadera apasionada es la suegra de Rudy, es decir, tu madre.

Bueno, bueno, le encanta comentar con él los partidos. Le manda e-mail y le pregunta por lesiones y resultados.

¿En qué te ha cambiado ser madre?

Yo vivía más el día a día, con una maleta siempre a medio hacer y si me proponían un plan me tiraba a la piscina. Ahora me lo tengo que planificar todo muy bien. He ganado mucho en paciencia. Y, sobre todo, el amor a los niños. Nunca había sido muy niñera. Nunca había tenido niños cerca, ni sobrinos ni amigas con hijos, y tenía miedo de cómo iba a desarrollar esa faceta. Y me encanta. Se me ha despertado un amor y un sentido de protección increíbles.

¿Por qué aceptaste la propuesta de Lola Casademunt pudiendo estar cómodamente en casa?

Estamos cambiando el modelo de mujer; hoy hay modelos curvys, embarazadas, maduras… Y me gusta esto. La moda es para todo el mundo y si hay firmas que apuestan por otro tipo de modelos, quiero aportar mi granito de arena en esta revolución en la moda. Tenemos que apoyarnos unas a otras. Si antes el embarazo se ocultaba, hoy en las redes sociales se presume de embarazo. Y es muy bonito enseñar que en tu interior crece un nuevo ser.





Algunas compañeras han posado desnudas estando embarazadas. Artísticos, sin mostrar nada, obviamente. ¿Te lo planteas?

Durante el anterior embarazo me hice una sesión privada semidesnuda y en este podría planteármelo pero nunca lo mostraría. No, siempre he sido un poco pudorosa.

Estás en el sexto mes de embarazo y resulta increíble el poco peso que has ganado. ¿Cómo es eso?

Estoy cuidándome muchísimo porque con el primer embarazo se me fue un poco de las manos. Engordé un total de 20 kilos, que para mi altura está bien, pero eso te obliga a trabajar muchísimo en el posparto. Ahora estoy siguiendo una dieta muy normal pero he reducido los caprichos. Me apetece mucho la fruta, el arroz y la pasta integral… En el embarazo anterior, ese momento en que se te abre el apetito, me tocó en verano y claro, muchas paellas, helados… (risas). Ahora sopitas y ensaladas. Ahora he engordado ocho kilos. No tengo muchos antojos.

Dado que Rudy es jugador de baloncesto de elite y debe sobrealimentarse por lo que quema en cada partido y entrenamiento, vuestra mesa debe ser un bodegón muy curioso.

(Risas) No comemos lo mismo para nada. Él come mucha proteína e hidratos de carbono y lo quema enseguida. Yo siempre he sido de verdura y frutas; comencé como modelo a los 15 años y no me privo, sino que me gusta. ¿Por qué voy a comer pizza o hamburguesas si la dieta mediterránea es de las mejores del mundo? Compenso una buena paella con ensaladas.





Has vuelto al panorama internacional con Rowenta Beauty. ¿Contenta?

Contentísima. Llevaba tres años con la marca en España y ahora he dado un paso más. Ser embajadora de una marca de belleza era una de mis metas como modelo. Son encantadores: vivieron el embarazo de Alan y son muy abiertos a que pueda estar embarazada y disponer de mis tiempos. Me encanta hacerme las fotos en París, verme en todas partes, en todas las revistas… Aparte tengo otros proyectos nacionales e internacionales.

¿Qué sientes cuando te ves en una marquesina?

Al principio te choca. Cuando eres muy joven te sientes orgullosa pero también te da algo de vergüenza. Ahora lo tengo muy asumido. Aun así, pasar ante un kiosco y verme en una portada, aún me da el subidón de ¡Uau, si soy yo! Además, comprobar que sigues trabajando a medida que pasan los años es fantástico.

Esto me lleva a aquel anuncio que protagonizó George Clooney y en el que intervenías. ¿Qué recuerdas de él?

Era muy simpático, nos hacía sentir muy relajados. Siendo una megaestrella de Hollywood nos hacía sentir a todos parte del equipo. Fueron dos días de rodaje y hablé bastante con él. Me sentí muy cómoda.

Esto fue antes de estar con Rudy Fernández. ¿Qué sentiste al lado del gran Clooney?

La verdad es que George Clooney no es mi tipo de hombre (risas). Me gustan más jóvenes, Rudy tiene casi cuatro años menos que yo y estoy encantada.

Tras el concurso Más que baile, ¿te has planteado participar en algún otro reality?

Soy una persona muy discreta y no muestro casi nada de mi vida privada. No sé qué tipo de reality podría encajar con mi personalidad. Quizá en Masterchef; soy cocinillas.

¿Cuál es tu plato estrella? ¿Qué le prepararías a George Clooney?

Ayer hice un risotto de calabaza con parmesano que me salió muy




Fuente: LA Vanguardia

Comentar

Click here to post a comment