Para unos acusados, que llevan ya más de un año en prisión, el juicio será una experiencia durísima, que no desearía ni a mi peor enemigo. De ahí que no deje de sorprenderme la frialdad sádica con que varios líderes españoles subrayan la condición de…




Fuente: LA Vanguardia

A %d blogueros les gusta esto: