Uncategorized

hay música más allá del BBK Live


Aunque el BBK Live se celebre en el Monte Kobetas, en Bilbao se siente el festival. Este fin de semana -mientras en Kobetamendi tocaban Depeche Mode y The Killers, entre tantos otros- bastaba con caminar por la Gran Vía y visitar sus bares y comercios para ver a decenas de personas con la pulsera del festival. En la Antigua Cigarrería, por ejemplo, todos los camareros las llevaban en la muñeca. “Anoche la música llegaba hasta esta misma calle”, afirmaba el sábado uno de los dependientes del bar, mientras una pareja de amigos comentaba en la barra los conciertos de la víspera y un grupo de jóvenes ingleses intentaba entenderse con otro de los empleados.

Ya son doce años, por lo que están acostumbrados al aluvión de turistas nacionales y extranjeros que llega esos días a la ciudad (este año, los organizadores del festival contaban con unos 115.000 asistentes). Sin embargo, en las más recientes ediciones ha cambiado algo, y es que Heineken®, que ya lleva 5 años apoyando la música en directo a través de los festivales en la ciudad de Bilbao, de la mano de BBK ha organizado una serie de conciertos y eventos gratuitos en plena ciudad, además de los espectáculos que se celebran en su escenario del BBK (este año, desde !!! (Chk, Chk, Chk) y Phoenix hasta The 1975 y Primal Scream).

En esta ocasión, como parte del ciclo Bereziak (que significa “especiales” en euskera) organizado por Heineken®, Rufus T. Firefly y Delorean -ambos presentes en el cartel de Kobetamendi- ofrecieron a plena luz del día conciertos en el Kiosko del Arenal de Heineken®, un incomparable escenario en pleno corazón de la ciudad. Los “shows” ayudan a que los residentes de Bilbao que quizá no se animen o no puedan a subir al Monte Kobeta disfruten también de la cultura que trae el festival a la ciudad. Aunque también resultó ser una oportunidad insuperable para los verdaderos fans de ver a sus grupos preferidos desde muy cerca y entre un público más reducido.

Mientras compartían unos pinchos, un grupo de señores comentaba este fin de semana que haría falta que iniciativas como el BBK Live, que resultan tan positivas para la ciudad, se repitieran el resto del año o al menos se alargaran durante más tiempo. Es justamente lo que buscan desde Heineken®, la organización del festival y el Ayuntamiento con el ciclo Bereziak y con otra de sus propuestas, que estrenaron con éxito en junio, llamada HIRIAN (que quiere decir “en la ciudad”, en euskera), que forma parte de la campaña #Necesitas un festival. Se trata de inundar de música en directo las calles de Bilbao La Vieja, eje de la transformación cultural de la capital vizcaína, con una serie de conciertos que se celebran desde las doce del medio día hasta la media noche.

La primera edición se celebró el sábado 10 de junio, cuando los bilbaínos pudieron disfrutar de 25 conciertos gratuitos -actuaron desde Omar Souleyman, Triángulo de Amor Bizarro, Novedades Carminha y Bigott, hasta nombres top del rock vasco como Sorkun o Niña Coyote eta Chico Tornado- en cinco escenarios distintos que Heineken® instaló en las plazas y calles más emblemáticas del barrio. Y es que como declara la responsable de la marca Heineken®, Inés Arnal: “La música forma parte del ADN de Heineken® ya que se trata de un lenguaje universal que te permite descubrir nuevas experiencias, lugares y personas, independiente de ser un experto o no y de conocer a más o menos bandas”.




Fuente: La razon

Comentar

Click here to post a comment