Internacional

Hallados con vida los 12 niños desaparecidos en una cueva de Tailandia hace nueve días | Internacional


Los equipos de rescate han hallado con vida a los 12 niños que desaparecieron junto a su entrenador hace ya nueve días en una de las atracciones turísticas de Tailandia, la cueva Tham Luang Nang Non, según ha informado este lunes el gobernador de la provincia de Chiang Rai, Narongsak Osottanakorn. “Miembros de la Marina tailandesa han hallado a los 13 sanos y salvos”, ha dicho el gobernador a los periodistas. “Nuestra primera misión ha sido completada”, ha añadido. El reto ahora consiste en conseguir sacarlos de la gruta de manera segura, a pesar del aumento del nivel del agua y del barro impidiendo el acceso a la cueva. 

El rastro de los menores, que tienen entre 11 y 16 años y forman parte de un equipo de fútbol, y de su entrenador, de 25 años, se perdió el pasado 23 de junio. El gobernador de Chiang Rai ha explicado que han sido hallados cerca de una isleta en el interior de la cueva, según el canal tailandés PBS. Las autoridades han divulgado una fotografía en la que aparecen tres de los menores y el entrenador, todos ellos sonrientes y sin camiseta, mientras se iluminan con una linterna en el interior de la cueva. Debido a las fuertes lluvias del monzón de los últimos días, el agua alcanzó en algunas partes de la cueva hasta cinco metros de altura. Ante la dificultad del acceso subterráneo, las autoridades también rastrean la densa jungla de la montaña en busca de entradas alternativas a la cueva.

Las tareas de rescate han mantenido en vilo al país durante más de una semana en la que los familiares no se han separado de esta gruta, de 10 kilómetros de largo. La búsqueda se ha desarrollado con ayuda del Ejército tailandés y expertos de Estados Unidos, Japón, China y Australia, entre otros. Desde que se dio la voz de alarma, unos 1.300 efectivos han participado en las labores de rescate. El principal impedimento han sido los numerosos y estrechos pasadizos que estaban inundados a lo largo de la cueva, la cuarta más larga de Tailandia y en la que son frecuentes los cambios de nivel. Los equipos han utilizado unas 20 bombas de extracción para reducir el nivel del agua en las partes más anegadas, unas tareas que se han visto dificultadas por el temporal de lluvia que azota la región y por problemas mecánicos. 

“A pesar de que pueden no tener nada para comer, deberían tener agua para beber”, había afirmado el pasado martes el viceprimer ministro de Tailandia, Prawit Wongsuwon. Según la versión oficial, los menores y su entrenador decidieron internarse en las galerías tras un entrenamiento, y entonces una súbita tormenta inundó la cavidad e impidió su salida.

La cueva Tham Luang Nang Non es una atracción turística bajo tierra y está cerca de la frontera con Myanmar. Se cree que los niños y su entrenador estaban en una cámara de la extensa red de cuevas. Equipos médicos han esperado durante este tiempo a la entrada del lugar, al que llegaron buzos de la Armada para acceder a las cavernas más profundas. Hasta ahora, la única señal de los niños desaparecidos eran las bicicletas que dejaron con candado a la entrada de la cueva.

Desde el pasado sábado, los parientes de los menores han acampado en la zona a la espera de noticias. Entre los presentes, ha estado uno de los compañeros de los jóvenes, un niño de 15 años que no fue con ellos de viaje. “No puedo concentrarme en la escuela sabiendo que están allí”, dijo hace unos días a los medios locales.

La cueva Tham Luang no es muy frecuentada por los turistas extranjeros, ya que está situada en un lugar alejado, pero una pequeña estatua de Buda que hay dentro atrae a los lugareños que veneran en la zona. Los chaparrones caen regularmente en Tailandia durante la época del monzón, entre mayo y octubre, provocando generalmente inundaciones y deslizamientos de terreno.




Fuente: El país

Comentar

Click here to post a comment

injerto
injerto