El operativo de búsqueda de Blanca Fernández Ochoa, de 56 años, ha encontrado esta mañana el cadáver de una mujer en el pico de La Peñota, en Cercedilla (Madrid). Las autoridades no han confirmado la identidad de la fallecida. La medallista olímpica está en paradero desconocido desde el pasado 24 de agosto, cuando fue vista entrando y saliendo del Hipercor de Pozuelo de Alarcón, donde compró un poco de queso. La búsqueda —la mayor en medios técnicos y efectivos desplegada en la historia de la Comunidad de Madrid— arrancó el lunes. “Es un terreno muy complicado, escarpado, de vegetación muy espesa, con ríos, afloramientos de rocas, mucho helecho que impide la visibilidad incluso a corta distancia”, explicaban dos agentes del GEO (Grupo Especial de Operaciones de la Policía Nacional) tras subir hasta la mitad de uno de los Siete Picos, la montaña más emblemática de Cercedilla (6.948 habitantes) y la preferida de la esquiadora. “Hay muchos lugares del sotobosque impenetrables para los drones”, añadían en referencia al empleo que se hizo de siete de esos aparatos.

En el dispositivo de búsqueda participan 100 agentes de la Policía Nacional, otro centenar de la Guardia Civil, 25 bomberos, 60 voluntarios de Protección Civil y 11 agentes de la Policía Local. Además, para las batidas del terreno también se han desplegado drones, helicópteros, perros entrenados para el rastreo de personas y caballería.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.




Fuente: El Pais

A %d blogueros les gusta esto: