Un barco de búsqueda localizó este domingo en el fondo del canal de la Mancha el avión en el que viajaba el futbolista Emiliano Sala, desaparecido el pasado 21 de enero cuando viajaba a Cardiff (Reino Unido) para incorporarse a su nuevo equipo. La familia del delantero ha sido informada, aunque las informaciones no confirman si han sido hallados los cuerpos del jugador y del piloto.

La aeronave despegó de Nantes con destino a Cardiff para incorporarse a su nuevo club después de que éste hiciera el mayor desembolso de su historia al pagar 16 millones de euros por el traspaso. En el avión solo viajaban Sala, de 28 años, y el piloto, David Ibbotson, de 59 años.








Fuente: LA Vanguardia

A %d blogueros les gusta esto: