Portada

“Había un deber de no tramitar las leyes del ‘procés’”

consultor seo


El exletrado mayor y el secretario general del Parlament, Antoni Bayona y Xavier Muro, han desmontado la tesis de Carme Forcadell de que estaba obligada a tramitar las leyes que daban luz verde al referéndum y a la declaración de independencia. La versión de la expresidenta del Parlament, acusada de rebelión y en prisión preventiva, fue ratificada este lunes por su sucesor Roger Torrent, y la pasada semana por su antecesora, Núria de Gispert. No así por estos dos testigos, que sostuvieron que su deber era no tramitar esas propuestas de resolución contrarias a la Constitución.

Los testigos explicaron que el Tribunal Constitucional ya había advertido en una sentencia anterior que no se podía tramitar ninguna propuesta tendente a convocar un referéndum o la desconexión de España, al ser contrarios a la Carta Magna. Ambos son los responsables de un informe en el que advertían a la Mesa que tramitar las leyes de ruptura suponía desobedecer al Tribunal Constitucional.





En el escrito ambos señalaban que las intenciones de los independentistas chocaban de manera “directa” con varias resoluciones soberanistas anuladas por el TC y recordaban que el tribunal ya había advertido a los miembros de la Mesa que tenían el deber de impedir o paralizar cualquier iniciativa que fuera en esta línea.

Sin embargo, Forcadell defendió en su declaración como acusada que la Mesa no tiene capacidad para estudiar el contenido de las propuestas y que de acuerdo al reglamento de la Cámara parlamentaria no puede restringir el debate. Añadió que ella, como presidenta, no tenía voto decisorio para paralizar alguna tramitación, pese a que el Constitucional le advirtiese de las consecuencias de no impedir las leyes relacionadas con la independencia.


Me parecía evidente que había un deber de no admitir y no tramitar”



Estos dos testigos lo han desmentido. “Me parecía evidente que había un deber de no admitir y no tramitar. Una función básica de cualquier persona que asesora a otra es advertirle de las responsabilidades de tomar una decisión”, explicó Bayona.

A su juicio, la sentencia del Tribunal Constitucional dictada en diciembre de 2015 en el que declaraba inconstitucional la Resolución 1/XI del Parlament, sobre el inicio del proceso político en Catalunya como consecuencia de los resultados electorales del 27 de septiembre de 2015 alertaban de la inconstitucionalidad de la tramitación de posteriores resoluciones de similar objeto.






Parlament

Muro defiende que una de las “excepciones” que se contemplar para no tramitar una iniciativa legislativa es una contradicción “palmaria y evidente” con la Constitución

Por su parte, Muro, que pidió que no saliera su imagen, explicó que las “excepciones” contempladas en el reglamento para no tramitar una propuesta al Pleno por parte de la Mesa es cuando haya una contradicción “palmaria y evidente” con la Constitución. Esta afirmación contradice la mantenida por Torrent, quien en su testifical aseguró que no se pueden inadmitir a trámite las propuestas porque supondrían una “censura”. Aunque reconoció que en líneas generales, la Mesa únicamente debe tramitar la admisión a trámite, sí se debe dar marcha atrás por cuestiones de fondo, tal y como contempla la jurisprudencia del Tribunal Constitucional.








Fuente: LA Vanguardia

Comentar

Click here to post a comment