El hijo recién nacido de la adolescente nacida en el Reino Unido, que abandonó su hogar en Londres para unirse al grupo del Estado Islámico (EI) en Siria ha fallecido. Lo había anunciado el abogado de la familia este viernes, pero sin poder confirmarlo.

Tasnime Akunjee tuiteó que tenía “informes fuertes pero aún no confirmados de que el hijo de Shamima Begum había muerto. Era un ciudadano británico”, rezaba el tuit. El abogado se negó a proporcionar más detalles. Pocas horas después, la cadena británica BBC ha podido confirmar la muerte a través de un portavoz de las Fuerzas Democráticas Sirias (SDF en sus siglas en inglés).






En Siria

El recién nacido sufría una infección pulmonar

Según ha informado un paramédico a este medio, el bebé, de unas dos semanas de edad, tenía una grave infección de pulmón y falleció este jueves. La joven había dicho a los periodistas que ya había perdido a otros dos hijos a causa de la desnutrición y las enfermedades.

Begum tenía 15 años cuando ella y dos amigas dejaron Londres para casarse con combatientes de EI en Siria en 2015, en un momento en que el programa de reclutamiento online del grupo atraía a muchos jóvenes impresionables a su autoproclamado califato.

Hace poco, el diario The Times localizó a Begum en un campo de refugiados de Siria embarazada y a punto de dar a luz, algo que sucedió el mes pasado. Begum, ahora de 19 años, dijo a los periodistas que quería criar a su hijo en Gran Bretaña, pero el gobierno le revocó la ciudadanía.

Su marido, un yihadista de origen holandés, Yago Riedijk, quien se encuentra en un centro de detención administrado por kurdos, dijo la semana pasada que quería regresar a los Países Bajos con Begum y su hijo.

Los padres de Begum son de Bangladesh, pero su familia dice que no tiene doble ciudadanía. La familia ha manifestado en más de una ocasión su voluntad de desafiar la revocación de la ciudadanía de su hija para que pueda volver a casa.








Fuente: LA Vanguardia

A %d blogueros les gusta esto: