Tecnología

GuruWalk, el polémico Airbnb de las visitas turísticas | Tecnología


“Si cuando haces una escapada de unos días a otra ciudad ya no dices que has alquilado alojamiento, sino que has reservado un Airbnb, nuestra meta es conseguir lo mismo con GuruWalk, es decir, que hacer un guruwalk sea sinónimo de hacer un free tour”. Así de ambicioso se muestra Juan Castillo, cofundador de esta comunidad online que conecta a viajeros con guías locales que ofrecen rutas turísticas sin un coste fijo, sino que es el propio usuario el que decide cuánto paga en función de la experiencia vivida. A esta libertad para elegir el precio es a lo que realmente hace referencia el término “free”, que a menudo lleva a confusión al traducirlo por “gratuito”, algo que no ve con buenos ojos la Confederación de Guías Oficiales de Turismo de España, CEFAPIT, cuya presidenta, Almudena Cencerrado, considera una actividad engañosa. “Se publicitan como free tours cuando entendemos que no lo son, porque cobran a través de propinas, lo que además no nos parece digno para la profesión, ya que cualquier trabajo debe ser remunerado”, explica Cencerrado a EL PAÍS.

Las reivindicaciones de CEFAPIT se remontan a antes del boom de la llamada economía colaborativa, ya que las visitas basadas en donativos llevan tiempo organizándose fuera del ámbito digital, y van más allá de ese posible error en la traducción. Según Cencerrado, estos free tours pueden considerarse “intrusismo profesional” cuando son realizados por guías que no están habilitados y que en ocasiones ni siquiera declaran lo que ingresan por esta actividad, por lo que tampoco pagan impuestos. Por eso, CEFAPIT aboga por un mayor control por parte de las autoridades competentes, que en este caso son las direcciones de turismo de cada comunidad autónoma, para que todos los profesionales puedan ejercer con las mismas condiciones y evitar “actividades no lícitas que en ocasiones se encuentran en una línea delgada entre lo legal y lo no legal”.

La respuesta de Castillo es contundente: “Esta gente lo que quiere es mantener su status quo porque han sido unos privilegiados en un mercado grande para muy pocos, pero no pueden luchar contra algo que está creciendo porque lo demandan los propios viajeros, al ser experiencias más divertidas y baratas”. El cofundador de GuruWalk añade que, además, la mayoría de los guías que ofrecen free tours cuentan con la autorización exigida para ofertar estas rutas, si bien es cierto que su plataforma no lo verifica porque actúa como un mero intermediario. “Muchos guías oficiales están utilizando GuruWalk como un canal de marketing online, porque pueden publicar sus anuncios de forma gratuita y así llegar a más gente. A partir de ahí, cada uno de ellos debe hacerse responsable de la calidad del servicio que ofrece, así como de cumplir con la normativa vigente en cada comunidad autónoma y con las exigencias tributarias”, afirma Castillo.

“Se publicitan como free tours cuando entendemos que no lo son, porque cobran a través de propinas, lo que además no nos parece digno para la profesión”, dicen los guías

Lo que sí hace la plataforma con los guías inexpertos que se dan de alta es aportarles un “megatutorial” escrito por Pablo Pérez-Manglano, otro de los cofundadores de GuruWalk, donde se asegura que es posible recaudar entre 300 y 500 euros diarios con jornadas de cinco horas. Según este mismo documento, cada turista suele aportar entre 8 y 12 euros por una visita de en torno a dos horas y media, así que para acercarse a esos 500 euros habría que hacer al menos dos tours diarios y en cada uno de ellos reunir a unas 20 personas.

A la caza del número uno

Hasta ahora, la referencia global en este tipo de plataformas online es Freetour.com, lanzada en 2014 por el grupo dublinés HostelCulture y presente en 350 ciudades. Pero GuruWalk, con sede en Valencia y creada en 2017, pretende copar el mercado internacional antes de fin de año, una meta que cada vez parece más factible. De hecho, en tan solo un año ya ha conseguido estar presente en 200 ciudades y contar con 30.000 usuarios registrados, entre los que se encuentran 1.000 guías turísticos. Además, según sus responsables, las reservas de tours en GuruWalk crecen a un ritmo semanal del 25%, superando las 2.000 a la semana a finales de julio.

“[Los guías profesionales] no pueden luchar contra algo que está creciendo porque lo demandan los propios viajeros, al ser experiencias más divertidas y baratas”, asegura la compañía

Para lograr estas cifras, la startup valenciana se ha rodeado de un grupo de inversores que ya han financiado otros proyectos de éxito como Glovo, Cabify, Housify, Habitissimo, Restaurantes.com, Chiffy, Offerum o Spaceboost, entre otros. En su fase inicial, GuruWalk consiguió 200.000 euros a través de notas convertibles, un modelo de financiación al que recurren muchos emprendedores, pero según Castillo la idea es reunir otros 100.000 euros antes de diciembre con la idea de seguir ofreciendo sus servicios de forma gratuita, dado que aún no han puesto en marcha ningún sistema de monetización. La idea es que, una vez que la plataforma esté totalmente asentada, comiencen a cobrar a los guías una pequeña cuota por cada reserva, un modelo con el que comenzarán a experimentar en 2019, año para el que esperan contar con una plantilla cercana a las 15 personas (actualmente el equipo está compuesto por seis profesionales).




Fuente: El país

Comentar

Click here to post a comment