Portada

Guaidó convoca protestas para exigir a los militares que dejen pasar la ayuda humanitaria


El jefe del Parlamento y autoproclamado presidente de Venezuela, Juan Guaidó, convocó este domingo dos manifestaciones, la primera de ellas el miércoles, para exigir a los militares que “se pongan del lado” de los ciudadanos y permitan la entrada de ayuda humanitaria.

En un mensaje divulgado a través de sus redes sociales, el opositor llamó a los venezolanos a “que salgan a la calle” en una “gran protesta nacional”, que se desarrollará entre las 12.00 y 14.00 horas locales (16.00-18.00 GMT), para exigir que la Fuerza Armada permita que la ayuda humanitaria que, aseguró ha gestionado, entre en el país.






Protestas contra Maduro

Guaidó quiere que sean marchas pacíficas

“Lo vamos a hacer de manera pacífica”, pidió a sus simpatizantes, y agregó que la jornada también tendrá como objetivo continuar entregando a los uniformados el texto de una ley que sancionó la Cámara, que ofrece garantías a los funcionarios civiles y militares que desobedezcan a Maduro y ayuden a un cambio de Gobierno. También convocó otra manifestación el próximo sábado, sin ofrecer mayores detalles al respecto, salvó que la protesta tendrá lugar “en las calles de toda Venezuela y todo el mundo”.

Guaidó convoca estas manifestaciones el mismo día en que los detractores del presidente, Nicolás Maduro, en el poder desde 2013, instaron a los militares a desconocerle y entregaron en cuarteles el texto de una polémica “ley de amnistía”, que según el chavismo alienta un golpe de Estado.

Maduro, en cambio, sigue mostrándose en público tranquilo y este domingo pasó revista en varios cuarteles del centro del país, donde supervisó ejercicios militares y recibió el respaldo de cientos de soldados.

Por su parte, Estados Unidos amenazó hoy a Nicolás Maduro con una “respuesta significativa” si recurre a la violencia contra la oposición o el personal diplomático estadounidense en Caracas, y confirmó que no planea cerrar su embajada en la capital venezolana.






Estados Unidos

Trump no planea cerrar la embajada en Caracas

John Bolton, asesor de seguridad nacional del presidente de EE.UU., Donald Trump, endureció su discurso hacia Maduro cuatro días después de que la Casa Blanca respaldara a Juan Guaidó como presidente legítimo de Venezuela, una apuesta de consecuencias aún impredecibles dada la persistente crisis política en el país.

“Cualquier (acto de) violencia e intimidación contra el personal diplomático estadounidense, el líder democrático de Venezuela, Juan Guiado (sic), o la Asamblea Nacional representaría un grave asalto a la legalidad y estará seguido de una respuesta significativa”, escribió el asesor de Trump en su cuenta de Twitter.

Bolton, una de las figuras más duras sobre Venezuela en la Casa Blanca, denunció además “el apoyo de Cuba” al chavismo “y su control sobre la seguridad de Maduro y las fuerzas paramilitares”.

El Departamento de Estado, por otro lado, dejó entrever que no planea negociar con Maduro el establecimiento de una oficina de intereses en Venezuela, puesto que a la autoridad a la que reconoce como presidente legítimo es a Guaidó, y no a él. “No tenemos ningún plan de cerrar la embajada”, dijo a Efe una funcionaria del Departamento de Estado, que pidió el anonimato.





Aunque Maduro anunció el miércoles la ruptura de relaciones con EE.UU. y dio un plazo de 72 horas a los diplomáticos estadounidenses para abandonar el país, Washington solo ha retirado al personal no esencial de la embajada y a los familiares “por motivos de seguridad” y no por la orden del mandatario, según la fuente. “El presidente interino Guaidó ha invitado a la misión estadounidense a quedarse en Venezuela”, subrayó la funcionaria.

El ‘es ahora o nunca’ se ha convertido en el lema de los antichavistas desde que Guaidó se autoproclamó presidente de Venezuela
(Carlos Becerra / Bloomberg)

La tensión política en Venezuela se disparó el pasado miércoles, cuando Guaidó juró ante cientos de miles de simpatizantes las competencias del Ejecutivo ante la presunta “usurpación” que, considera, hizo Maduro de la Presidencia.

El líder chavista se impuso con holgura en los comicios de mayo pasado, a los que no se presentó el grueso de la oposición por considerarlos fraudulentos. Por ello, el antichavismo afirma que “usurpa” la Presidencia, al estimar que su segundo mandato de seis años es “ilegítimo” y, por tanto, el Poder Ejecutivo recae en el jefe del Parlamento hasta que sean convocadas nuevas elecciones, según la interpretación que hacen de varios artículos de la Carta Magna.








Fuente: LA Vanguardia

Comentar

Click here to post a comment