La multinacional de hemoderivados Grifols ha iniciado el proceso de refinanciación de su deuda bancaria mediante una nueva financiación por importe de hasta 5.300 millones de euros, lo que le ha de permitir «continuar con los planes de crecimiento a largo plazo».

Según ha informado Grifols a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), esta nueva financiación comprende un tramo destinado a inversores institucionales, llamado Term Loan B, y una nueva emisión de bonos «senior secured».

Además, abrirá una nueva línea de crédito ‘revolving’ (concedida por una entidad a un cliente, con un límite establecido del que puede disponer durante un tiempo determinado) sindicada por los bancos.

Con esta operación, la compañía catalana pretende reducir el coste de la deuda

También pretende alargar el período de vencimiento y mejorar la flexibilidad de los términos «en base al sólido perfil de crédito y rating de Grifols».

La refinanciación está asegurada por Bank of America Merrill Lynch, BNP Paribas, HSBC, J.P. Morgan y BBVA.

La multinacional Grifols, líder mundial en centros de plasma, con una red de 293 centros en Estados Unidos y Europa, ganó 286,9 millones de euros en los seis primeros meses del año, un 10 % menos que en el mismo período de 2018, mientras que la cifra de negocio alcanzó los 2.423,4 millones, un incremento del 14,3 %.




Fuente: Agencia Efe

A %d blogueros les gusta esto: