Activistas de Greenpeace son desalojados este lunes en la calle Alcalá tras la protesta por el fin de Madrid Central. FOTO: Julián Rojas/ VÍDEO: LUCÍA FRANCO

Este lunes entra en vigor la polémica moratoria de multas en Madrid Central, que en la práctica permite que los vehículos más contaminantes puedan acceder a todo el centro de la ciudad, algo que tenían prohibido desde el pasado 30 de noviembre. En protesta por esa decisión del Ayuntamiento del PP y Ciudadanos, con el apoyo de Vox, 17 activistas de la ONG Greenpeace han cortado desde primera hora el acceso al área de bajas emisiones por la calle Alcalá, justo al lado de Cibeles. Varios de los activistas han permanecido encadenados en mitad de la calle más de una hora, aunque al final todos han sido retenidos.

Sobre las 8.30, miembros de la ONG sostenían una pancarta en la que se podía leer “Madrid Central funciona”, para recordar a los conductores que la zona de bajas emisiones sigue en vigor con o sin multas, y animaba a los ciudadanos a seguir utilizando el transporte público y evitar ir al centro en coche. Por este motivo, impedían el paso a los vehículos privados , pero permitían el paso a los autobuses y vehículos de emergencia.

Un fuerte dispositivo policial ha rodeado a los activistas sobre las 8.45. Una decena de ellos permanecían en medio de la calle Alcalá encadenados, mientras otros cinco estaban en la acera, custodiados por agentes. Un ciclista que ha pasado junto a la protesta les ha gritado «muchas gracias por defender lo que es de todos», mientras otros ciudadanos se paraban a aplaudirles.

La Policía identifica y detiene a los activistas de Greenpeace, este lunes. L. FRANCO

En un comunicado, la ONG señala que el Ayuntamiento de Madrid argumenta que ha habido errores en la gestión de las multas, pero «todas las incidencias fueron solventadas desde el 17 de abril, y no se han producido nuevos errores desde entonces, según los propios informes técnicos del Ayuntamiento». Por eso, «de manera pacífica, reclamamos al Ayuntamiento que no rebaje una medida que ha demostrado su eficacia reduciendo la contaminación a su valor más bajo en 10 años».

«La protesta quiere exigir que Madrid Central permanezca, porque se ha demostrado con datos que ha cumplido con los objetivos de reducción de tráfico dentro y fuera de la ciudad», explica Adrián Fernández, portavoz de movilidad de Greenpeace. «Los activistas llevan más de una hora en la calle Alcalá. Ha venido policía municipal y nacional. Han sido detenidos aquellos que portaban pancartas como ‘No más coches’ y ‘38.000 muertos al año por contaminación’, mientras que los que siguen atados no son capaces de desanclarlos», añade Fernández.

La intención de los activistas era permanecer ahí hasta que el alcalde, José Luis Martínez-Almeida (PP) se reúna con la Plataforma en Defensa de Madrid Central. Por ahora, el Ayuntamiento sigue sin darles respuesta. «No vamos a permitir que se reúnan con todo el mundo mientras dejan de lado a la Plataforma», añade el portavoz. Sin embargo, sobre las 9.45 todos los activistas han sido desalojados y detenidos.

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida ha criticado que, con su acción, Greenpeace ha provocado más retenciones y congestión, «causando más contaminación». Almeida ha ironizado sobre la acción de los activistas: «Hay que reconocer que es envidiable el tiempo libre del que disponen para poder hacer estas acciones. Nosotros, como tenemos que trabajar, como tenemos que sacar los asuntos que afectan a los ciudadanos, pues no tenemos el tiempo libre para sentarnos ahí encadenados».

Está previsto que el PSOE y otras ONG como Ecologistas en Acción denuncien en los tribunales la iniciativa de Almeida (PP) y Villacís (Ciudadanos) de dejar sin efecto Madrid Central. Además, este sábado hubo una gran protesta contra esa decisión, secundada por miles de personas a pesar del calor. Este lunes será el momento de comprobar los efectos de esta iniciativa municipal y cómo afecta a las calles del centro, algunas de las cuales llevaban más de 15 años con el tráfico restringido.

Los activistas de varias ONG se han repartido por varias de las entradas de Madrid Central para hacer una campaña informativa para contarles a los conductores que deberían respetar esta medida porque es una cuestión de salud. «En Ecologistas en Acción estamos dentro de la plataforma de defensa de Madrid Central y hemos decidido venir a diferentes puntos dentro de Madrid Central porque creemos que la moratoria es un error «, ha dicho el portavoz de Ecologistas en Acción, Félix Jiménez que se encuentra en el punto informativo de Embajadores. «En España mueren miles de personas al año por problemas respiratorios y es un problema de salud pública, aparte tenemos una multa pendiente de la comisión europea que se puede activar», concluye Jiménez. 

Por su parte, el presidente de la Asociación de vecinos del barrio de las letras,  Víctor Rey ha dicho en el punto de información que se ha instalado en Atocha que esta es una acción informativa para levantar conciencia del retroceso que esta provocando la moratoria de las multas. «En el barrio de las letras llevamos 15 años con el trafico restringido por una medida que puso el PP y ahora lo quitan, es completamente incomprensible», añade Rey. También hay vecinos informando en los accesos por Alcalá y Puerta de Toledo.

Villacís: «Lo que se escucha en la calle es el eco de un bulo»

Almeida, tras la manifestación del pasado sábado en la que miles de ciudadanos exigieron mantener Madrid Central tal y como está, ha considerado «una pena que la izquierda intente ganar en la calle lo que no consiguieron ganar en las urnas». «Que acepten el resultado electoral», ha pedido a la oposición tras el pleno en el que se ha aprobado la estructura del Ayuntamiento para este mandato, y ha recordado que «en los programas de PP, Cs y Vox había medidas sobre Madrid Central», lo cual, desde su punto de vista, legitima que el gobierno evalúe «las consecuencias que ha generado, indeseadas en muchos casos», el área de tráfico restringido.

«Lo que se escucha en la calle es el eco de un bulo, un bulo interesado por Podemos y a quienes les ha escocido bastante no seguir en el gobierno. Se está escuchando que se va a revertir Madrid Central y se va a deshacer todo, incluso lo que ya estaba hecho cuando llegó el anterior equipo de Gobierno», ha dicho la vicealcaldesa, Begoña Villacís, en declaraciones a la prensa. La dirigente de Cs ha asegurado que «es mentira» que se vaya a revertir. «El sistema que aprobó el anterior equipo de gobierno es deficiente», ha insistido, y ha recordado que tuvieron que anular 6.000 multas. Lo que quieren hacer ahora, asegura, es evaluarlo para mejorarlo durante la moratoria, que no descarta que sea menor de tres meses.

«En el programa de PP y Cs no se habla de revertir, se habla de transformar», asegura Villacís sobre el acuerdo que firmó con los populares. El que el PP firmó con Vox habla sin embargo de acabar «con la política de prohibiciones y restricciones» y de recuperar «la libre circulación en las vías estructurantes». Almeida asegura que son «dos comprisos perfectamente compatibles».

Inés Sabanés, exdelegada de Medio Ambiente y responsable de la puesta en marcha de Madrid Central, ha pedido al equipo de Gobierno que se deje de reuniones biltareales y se reúna con la comisión de seguimiento de Madrid Central y con la comisión de Calidad del Aire. Rita Maestre, portavoz de Más Madrid, considera que la moratoria «no sólo es ridícula sino un profundo sin sentido».

Los volantes que les entregan a los conductores en defensa de Madrid Central.
Los volantes que les entregan a los conductores en defensa de Madrid Central. M.A

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram




Fuente: El Pais

A %d blogueros les gusta esto: