El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska (izquierda), junto a su homólogo marroquí Abdeluafi Lafti, el pasado septiembre en Rabat. En vídeo, declaraciones de Grande-Marlaska. AFP / EFE

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, visitó este jueves en Rabat a su homólogo marroquí, Abdeluati Laftit, en su primer viaje oficial al extranjero desde que se formó el Gobierno. Una vez más, como ha venido ocurriendo en los ocho encuentros entre ambos en menos de dos años, los ministros expresaron su intención de seguir “profundizando” en las relaciones. Durante una hora hablaron, sobre todo, de emigración irregular y terrorismo islamista.

El titular español de Interior recordó ante la prensa que se han reducido los flujos migratorios irregulares en más de un 50%. “Y esto se ha conseguido luchando contra las mafias que trafican con los seres humanos. Esto hay que decirlo siempre: que les ponen en riesgo, lanzándoles al mar en una forma absolutamente inhumana y donde nosotros realizamos las labores de salvamento, tanto el Reino de Marruecos como el de España”, resaltó.

“También hemos hablado, por supuesto, de la lucha contra el terrorismo, de la importancia de esa colaboración que data desde hace tiempo. Desde 2014 hemos realizado más de 20 operaciones conjuntas contra el terrorismo islamista”, añadió.

Grande-Marlaska recordó que, además de las ocho reuniones con su homólogo, existen comisiones mixtas de seguimiento de todos los acuerdos cuya cooperación es diaria. “La clave del éxito es tener muy buenos equipos como tenemos, la confianza, la cooperación y mucho trabajo por ambas partes”, precisó.

El ministro fue preguntado sobre el aumento de emigrantes irregulares en las costas Canarias (3.000 llegadas desde 2019, frente a las 400 de 2017), fenómeno que ha provocado que en los últimos ocho meses hayan partido siete vuelos de repatriación hacia Mauritania, casi el doble de 2018. “Es cierto que tenemos un número de entradas por Canarias más importantes”, reconoció. “Pero las entradas se han reducido en un 53%. Pero también es cierto que estamos abordando, implementando todos los medios de cooperación. No solo con Marruecos sino con Mauritania y Senegal”, añadió.

Respecto a las condiciones de repatriación, que han causado preocupación entre organizaciones humanitarias, Grande-Marlaska señaló: “Todas las devoluciones que se han hecho a Mauritania son conforme al ordenamiento jurídico español e internacional. Todas las personas que han pisado suelo español han podido ejercitar su derecho de protección internacional. Y se ha tramitado sus expedientes. Por ejemplo, al día de hoy hay 82 de ciudadanos de Mali en proceso de tramitación”.

“Algo no debemos hacer mal en este país”, añadió el ministro “cuando somos desde enero el primer país de solicitantes de asilo en la Unión Europea; en número netos, no per cápita. El año pasado fuimos el tercero, con más de 115.000 peticiones”. “Quiere decir que somos una garantía para los ciudadanos que solicitan la protección internacional en España”, dijo.

Desde 2012 a 2019, el número de solicitantes de asilo se ha multiplicado por 45. Pasaron de 2.588 a 118.264. Pero España se sitúa en los últimos puestos de Europa a la hora de conceder asilo. Solo uno de cada 20 solicitantes, un 5% del total, recibió algún tipo de protección el año pasado, según la agencia estadística europea Eurostat. La media en la Unión Europea se sitúa en torno al 30% de peticiones aprobadas.




Fuente: El Pais

A %d blogueros les gusta esto: