La piscina del centro acuático Tollcross de Glasgow asistió al nacimiento de una nueva estrella con la irrupción de la joven británica Freya Anderson, que a sus 18 años sumó su segunda medalla de oro en los Europeos de piscina corta que se disputan en la ciudad escocesa, al imponerse este sábado en la final de los 200 libre.

Una victoria que adquirió mayor valor si cabe dada la entidad de las rivales, ya que para alzarse con el triunfo la joven británica tuvo que superar, nada más y nada menos, que a toda una leyenda de la natación mundial, la italiana Federica Pellegrini, Y de qué manera, ya que Anderson inició los últimos 50 metros de la prueba con una desventaja de casi un segundo -0.99- con relación a la nadadora italiana, que parecía imparable hacia su sexto título continental de la distancia.




Fuente: Agencia Efe

A %d blogueros les gusta esto: