Qué sería del Sevilla si no existiese el Betis. Y viceversa. Qué pasaría si entre Barcelona y Real Madrid hubiese indiferencia. Los opuestos en el fútbol se necesitan, aunque no se gusten. Esa necesidad de tener a alguien con el que medirse y…




Fuente: LA Vanguardia

A %d blogueros les gusta esto: