Cultura

Gilbert Baker, el artista que dio color y visibilidad al icono del orgullo gay | Cultura


Gilbert Baker, el creador de la bandera arcoíris, símbolo de la comunidad LGTB (lesbianas, gais, transexuales y bisexuales) nació en 1951 en la localidad estadounidense de Chanute (Kansas). Baker ingresó a los 19 años en el Ejército y fue destinado a San Francisco (California) en pleno apogeo del movimiento por los derechos civiles, de las mujeres, así como de reivindicación de la homosexualidad.

Dos años después, Gilbert Baker decide abandonar el Ejército y lo licencian con honores. También toma la decisión de quedarse en San Francisco, donde aprende a coser de manera autodidacta y comienza a diseñar pancartas para las manifestaciones en contra de la guerra y a favor de los derechos de los homosexuales. Fue en esta etapa en la que conoce y entabla una gran amistad con el político y activista Harvey Milk.

Comienza de esta forma una carrera como artista que tiene en la bandera arcoíris (1978) su creación más célebre y que se ha convertido también en el símbolo icónico de su obra.

Con ocasión del desfile del orgullo gay del 25 de junio de 1978, Harvey Milk, el primer representante político electo abiertamente gay de Estados Unidos, le encargó a Gilbert Baker diseñar un símbolo que representara al colectivo homosexual.

Gilbert Baker cosió unas telas que él mismo había teñido para crear esa bandera arcoíris. Según confesó el propio Baker en diversas entrevistas, se inspiró en la canción Over the Rainbow, interpretada por Judy Garland. En un primer momento, la bandera consistía en ocho franjas horizontales con diversos colores con un significado particular. Después del 27 de noviembre de 1978, tras el asesinato de su amigo Harvey Milk junto al alcalde de entonces, la demanda de la bandera arcoíris se incrementó de manera exponencial.

Un año después de la trágica muerte de su amigo, Baker empezó a trabajar en la Paramount Flag Company de San Francisco y desde ese momento diseñó paneles publicitarios para numerosos personajes políticos, presidentes de diversos países y hasta reyes.

En la Paramount Flag Company Gilbert Baker comenzó a vender una nueva versión de la bandera, reducida a siete colores, en detrimento del color rosa, debido a la escasa disponibilidad y dificultades para adquirir ese color en las fábricas.

El diseño que conocemos en la actualidad se fraguó en 1979 ante la necesidad de que las franjas fueran pares para poder poner la mitad de un lado de la calle en el desfile de San Francisco y la otra mitad del otro. Fue así como se redujeron a 6 los colores, desapareciendo el turquesa.

Desde su creación en 1978, la bandera arcoíris se convirtió en un símbolo en todo el mundo en favor de los derechos de homosexuales, transexuales y bisexuales y el próximo año cumplirá 40. Baker, con su creatividad y destreza para coserla a mano, reemplazó el triángulo rosa existente hasta aquel año, un símbolo de opresión de la clasificación nazi a las personas LGBT en la Segunda Guerra Mundial.

En 1994 el artista, ya con fama mundial, se trasladó a Nueva York, donde continuó con su trabajo creativo y su activismo. Ese año confeccionó la bandera más grande del mundo hasta el momento para la celebración del 25 aniversario de los disturbios de Stonewall.

En 2003, para conmemorar el también vigesimoquinto aniversario de la bandera LGBT, Gilbert Baker ideó una enseña arcoíris de dos kilómetros que recorrió Cayo Hueso, desde el golfo de México hasta el océano Atlántico. Después de las celebraciones, envió diferentes partes de la bandera a más de cien ciudades de todo el mundo.

El sitio donde su nombre resulta tan icónico como la bandera que creó es el barrio de Castro de San Francisco. Allí en 1978 empezó a cambiar la historia de la visibilidad y el reconocimiento de los derechos del colectivo LGTB, y en su plaza principal, sobre un enorme mástil, ondea desde hace años una bandera de colores que reivindica a la comunidad gay.

“Una bandera cumplía con esa misión porque es una forma de proclamar tu visibilidad, o de decir: “¡Este soy yo!”, explicaba Baker en una entrevista con el MoMa de Nueva York hace dos años, cuando el museo adquirió la bandera original.

Gilbert Baker, que falleció en su casa de Nueva York el pasado 31 de marzo mientras dormía, recibirá el homenaje del barrio de Castro en San Francisco el próximo jueves, día 8, mientras que la ciudad de Nueva York realizará una marcha en su recuerdo el próximo 14 de junio.




Fuente: El país

Comentar

Click here to post a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *