Garbiñe Muguruza volvió a conquistar el Open de Monterrey por segundo año consecutivo tras deshacerse en dos sets de la bielorrusa Victoria Azarenka (6-1, 3-1 y ret.), que tuvo que retirarse con molestias musculares en el gemelo derecho. La española empezó ya rompiendo el servicio de su rival, que sufrió para ganar su segundo saque y tiró de pundonor para acabar esa primera manga. La segunda tuvo un inicio similar, hasta que la bielorrusa dijo basta. Ésta era su primera final en tres años, después de dejar provisionalmente las pistas para ser madre.


La tenista pone fin a una racha en blanco que se remonta al anterior torneo que gané en México






“Me he vuelto a sentir muy bien y el apoyo del público ha sido esencial. Mi reconocimiento para Azarenka, que hoy ha sido un ejemplo”, señaló la ganadora al recoger su trofeo. Muguruza consigue con esta victoria el séptimo título de su carrera y pone fin a una mala racha que se ha alargado un año, ya que el anterior torneo de Monterrey fue el último que había conquistado Garbiñe. Aunque más allá de la victoria, la española ha demostrado en este torneo un buen nivel de juego. Los próximos compromisos de su calendario son los de la gira de tierra que desemboca en Roland Garros: los torneos de Stuttgart, Madrid y Roma.




Fuente: LA Vanguardia

A %d blogueros les gusta esto: