El centrista Beny Gantz pidió hoy dimitir al primer ministro en funciones, Benjamín Netanyahu, acusado por la Fiscalía de corrupción, y propuso al partido de este, Likud, formar un Gobierno de unidad al que posteriormente él pueda volver como su jefe si finalmente no resulta condenado.

«Serviré como primer ministro durante los dos primeros años, tiempo durante el cual Netanyahu podrá centrarse en sus asuntos legales. En caso de que sea absuelto, podrá regresar para servir» como jefe de Gobierno, según el propuesto sistema de rotación, declaró Gantz, como única opción para evitar unas terceras elecciones.




Fuente: Agencia Efe

A %d blogueros les gusta esto: